Entre el día del agua y día de la tierra se celebra el «mes del compostaje»

Hands are holding composted earth.

El Foro organizador de la convocatoria afirma que «el paradigma tan esparcido en el mundo sobre Basura 0 es posible»

Desde el Día Mundial del Agua (22 de marzo) al Día Internacional de la Tierra (22 de abril) se festeja este año la primera edición del «Mes del Compostaje». Es un evento descentralizado en el que mucha gente que ama este fenómeno de procesar diferentes materiales de origen orgánico, van a compartir sus experiencias, comunicarlo y armar redes. La convocatoria nace desde la sociedad civil, reunida en el foro Compostar es una Papa, en ONGs, trabajadores del sector, municipios, amantes de la naturaleza, ambientalistas y curiosas y curiosos.

Desde el foro señalan que se trata de «una campaña horizontal que tienda a generar más y mejor compostaje en todas sus formas: en el hogar, en la comunidad, la industria, el campo y las grandes ciudades. Involucrando a toda la población, desde la infancia hasta quienes gobiernan».

«Es un llamado a la sociedad, a que observemos nuestras costumbres, a que reflexionemos colectivamente sobre los residuos, sobre si la basura realmente existe y si podemos generar una cultura masiva que sea responsable de los consumos. Una economía que cuide, que sea circular».

Desde el Foro explican: «En la naturaleza, todo lo orgánico se descompone en nutrientes, en humus. Se trata de aprender a gestionar nuestros restos domésticos, industriales, los de jardines y parques, patios y balcones, los de la producción de alimentos, de nuestras cocinas».

El Foro afirma que «el paradigma tan esparcido en el mundo sobre Basura 0 es posible. Y tiene que ver con gestión y consumo. Dentro de la gestión, el compostaje es el milagro cotidiano del planeta en el que vivimos. Sólo necesitamos organizarlo y, para eso, conocerlo y aprender. Ahí nace el objetivo del Mes del Compostaje: que intercambiemos saberes y aprendamos a propiciar el ciclo natural de la vida, incluso en las ciudades. Todo el mundo puede compostar. La materia viva no puede ser basura. Es fertilidad. Compostar es fácil y todos podemos hacerlo. Porque todos generamos residuos orgánicos».

El compostaje es el ciclo de la naturaleza combinado con la ciencia humana.

En el Foro lo explican así: «Es ir de la complejidad de una fruta o un cuerpo a los elementos de la tabla periódica. Es el resultado de la descomposición de la materia orgánica, la base de la vida en la tierra. De él se nutren las plantas y de ellas, toda la cadena alimenticia. Todo lo que muere nutre a los descomponedores que hacen el compost,  que nutre a nuevas plantas, y vuelve a empezar el ciclo.

Cada persona produce alrededor de 1 kilogramo de residuos por día. El 50 por ciento son compostables. En Argentina hay 5.000 basurales a cielo abierto. Hay 5 mil focos, por lo menos, de contaminación de napas por acumulación de residuos.

El problema es la mezcla. Los orgánicos enterrados con reciclables y material tóxico son contaminantes al combinarse y drenar por el suelo hacia las napas.  Emiten gases de efecto invernadero y malos olores, atraen vectores. Solubilizan y hacen de con-ducto líquido para otras sustancias (patógenos, metales pesados, mercurio, solventes industriales, pinturas, pesticidas, detergentes)

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *