Fabrizio Acuña, el hijo pródigo

Fabrizio Acuña
Un nuevo capítulo se suma a la causa en la que la Justicia Federal investiga si el intendente Luis Acuña y su familia incurrieron en el delito de lavado de dinero. En las declaraciones juradas presentadas por los Acuña aparecen datos llamativos sobre el patrimonio de cada uno de ellos. El portal de noticias Buenos Aires 2punto0, publicó lo que ellos llaman “curiosidades” en la Declaración Jurada de Fabrizio Acuña, hijo de Luis, concejal y candidato a renovar esa banca.

Ser pródigo, es ser una persona dadivosa, que despilfarra bienes, que da con generosidad lo que tiene o lo pone al servicio de los demás.

Fabrizio Miguel Acuña es el hijo mayor de Luis Acuña y de María Azucena Ehcosor. Es concejal desde el 2007, un virtual viceintendente, porqué sería el sucesor si Luis Acuña dejara su cargo de intendente por cualquier circunstancia. Fabrizio culmina su mandato en diciembre del 2015, pero busca la reelección, y otra vez ocupa el primer lugar en la lista de concejales.

Fabrizio Miguel es también socio gerente de FASIEM SRL, la empresa que integra junto a su mamá, la diputada Azucena Ehcosor y sus hermanos Emiliano y Silvina, y que es materia de investigación, y por la que están imputados todos los Acuña en una causa por lavado de dinero y evasión de impuestos.

Fabrizio encuadra perfectamente en el perfil de un hijo pródigo. Es que aun cuando no tenía ingresos significativos ya había hechos gastos notables en autos y casas. Incluso antes de tener su primer trabajo ya se había comprado un departamento y un par de terrenos.

La investigación de Buenos Aires 2punto0 revela algunas cuestiones de la declaración jurada presentada por Fabrizio Acuña, a pedido de la justicia, para poder avanzar en la Causa FASIEN. En el informe se comparan las dos declaraciones juradas conocidas, la del 2009 y la del 2014.

En el 2009, el concejal Fabrizio Acuña declara un departamento ubicado en la calle Leandro N. Alem 818 en Morón que habría adquirido en el año 2001 por un valor declarado de 40 mil pesos, tres fracciones sobre la calle Amanda Allen en Hurlingham, compradas entre 2002 y 2006; un Jeep adquirido en el año 2005, patente XDW 125 (valor declarado, 8 mil pesos); una coupé Torino ZX patente UWK 926, adquirida en 2009 por un valor declarado en $ 33.000; y un vehículo patente HAA 858 que corresponde a un Renault Kangoo, modelo 2008 adquirido en ese mismo año, por un valor declarado en $ 65.000. También declara su participación societaria en FASIEM, de la que le corresponde un 25 por ciento, y declara como valor estimado de la SRL, cerca de 10 mil pesos. No obstante, declara haberle otorgado un crédito a la empresa por $ 105.000 y poseer tan sólo $ 1.000 en efectivo.
Ante la AFIP, entre bienes muebles e inmuebles, ese año dice poseer un total de $ 1.300.000, todos en el país, y niega tener bienes en el exterior.

Ya en la Declaración Jurada de 2014 su situación económica mejoró notablemente. Además de los terrenos en la calle Amanda Allen; el Jeep y la Coupé Torino; se suma un Torino TS 4 puertas patente VYL 992, adquirido en 2011 por un valor declarado en 27 mil pesos y un Audi A4 del 2009, patente IRE 175, adquirido en 2014 por un valor declarado en $ 180.000, que según ARBA, hoy posee una valuación fiscal de $ 427.000. Reitera su participación societaria del 25% de FASIEM, cuyo valor, para Fabrizio, en 2014 asciende a 78 mil pesos.

Entre sus activos, también anota un crédito que le habría otorgado a FASIEM por $ 620.000, una participación en el Fideicomiso San Lorenzo por $ 345.000, un préstamo de 300 mil pesos a su hermano Emiliano Acuña, un plazo fijo en el Banco Provincia por $ 70.000, poco más de 19 mil pesos en la Cuenta Corriente, y $ 300.000 son declarados como «dinero en efectivo». Al igual que en 2009, dice no poseer ningún bien en el exterior.

Curiosidades

La investigación de Buenos Aires 2punto0 permite saber que el primer trabajo de Fabrizio Acuña se remonta a octubre de 2002, cuando cobraba como empleado de la Cámara de Comercio Automotor, desempeñando tareas en el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Nación, sin embargo, por datos aportados por el propio Fabrizio, el departamento ubicado en Alem 818 de Morón, fue adquirido en noviembre del año 2001, o sea, 11 meses antes de percibir su primer sueldo formal. Los terrenos de la calle Allen también los compró antes de tener actividad laboral declarada.

Además, las fracciones que completan la propiedad en la que la investigación de Buenos Aires 2punto0 demostró que constituyen una gran casa con inmenso parque y pileta descubierta, en la que se aprecian dos casas originalmente recostadas sobre la calle Rosas Castillo, ambas a nombre de FASIEM, pero que se conectan con el parque que aportan las tres fracciones que declara poseer Fabrizio, en la misma manzana, pero con frente sobre la calle Amanda Allen, fueron adquiridas, dos de ellas, en 2002, también antes de que Fabrizio reconociera tener sueldo.

Sin inflación

A contramano de lo que siempre declara su papá el intendente, sobre notables incrementos en los precios y un alto índice inflacionario que el gobierno nacional trata de ocultar, Fabrizio sostiene en su DJ, que el jeep sigue valiendo 8 mil pesos como en en 2001; y la coupé Torino ZX, $ 33.000 como en el 2009.

LA CAUSA FASIEN

La Causa FASIEM involucra a la familia del intendente Luis Acuña y al propio jefe comunal. Se los investiga por evasión fiscal y probable lavado de dinero. La causa lleva el N° de expediente FSM 65095/2014 del registro de la Secretaría Nº 2, a cargo del Dr. Germán Cancela, del Juzgado Criminal y Correccional Federal n° 1 de Morón, a cargo del juez Juan Pablo Salas y la Fiscalía de Sebastián Basso.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *