Feu: “Reaccionaron con estas represalias porque antes estaban muy tranquilos”

 

auto baleadoEn las últimas horas  se produjeron dos hechos conexos que tuvieron como víctimas a funcionarios de Seguridad de Hurlingham y que estarían relacionadas con el trabajo que se hace en el distrito en la lucha contra el narcotráfico.

El domingo pasado, al salir de un cumpleaños al que asistía en una casa particular, Eugenio Garriga, director de Seguridad local encontró su auto con un disparo en la luneta. Pocas horas después, su jefe, el secretario de Seguridad de Hurlingham, Damián Feu recibió una intimidación mucho más clara: una nota en el  parabrisa de su auto que no dejaban dudas: “Dejate de joder con la droga en Villa Tesei”

Poco antes Feu había encontrado su vehículo con dos de sus cuatro neumáticos tajeados.

Esta “molestia” que parecen haber empezado a sentir quienes se  ganan la vida  con el negocio de las drogas es coincidente con una política llevada a cabo por el intendente local Juan Zabaleta, en conjunto con el gobierno provincial y la Justicia  de poner tras las rejas a los narcotraficantes.

De hecho, el pasado 1 de julio una importante banda fue desbaratada y se incautaron más de  diez kilos  de droga.

«Claramente las amenazas están vinculadas al narcotráfico, hace diez años no se llevaban a cabo investigaciones y en seis meses, con la ayuda de la Provincia, el ministerio de Seguridad y la Justicia federal, hicimos en total 25 allanamientos. Reaccionaron con estas represalias porque antes estaban muy tranquilos», aclaró a los medios Damián Feu

Intimidaciones sin efecto

Al ser consultado por los medios Damián Feu precisó que hay otras dos causas por narcotráfico en ese partido que se tramitan actualmente ante la Justicia Federal y enfatizó que es una decisión política del intendente Juan Zabaleta (FpV) «no dar tregua a los narcos que operan en la zona».

«Esta es sólo una causa, hay dos más bajo investigación judicial, así que hagan lo que hagan no van a poder frenarlas», concluyó el secretario de Seguridad.

Los hechos fueron repudiados por todo el arco político y social de la ciudad y también por el concejal Lautaro Aragón quien expresó en un comunicado su solidaridad y  aclaró enfáticamente que «nadie puede arrogarse el derecho de disponer sobre la vida ni la seguridad de otros y otras, tampoco de aquellos que cumplen funciones públicas como en este caso. Esperamos que la justicia actué rápidamente para identificar a los responsables y aplicar la ley.”

En manos de la Justicia

La denuncia quedó radicada en la comisaría de William Morris que dio intervención a la Unidad Fiscal de Investigación UFI  6 de Morón a cargo de María Bonini.

Inmediatamente se  ordenaron  peritajes en los vehículos de ambos funcionarios  y sobre la nota intimidatoria enviada al secretario de Seguridad.

Además, la instructora judicial dispuso el análisis de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad instaladas en las zonas donde ocurrieron los hechos para tratar de identificar a los agresores.

La detención de “Los Paragua”

El pasado 1 de julio diez allanamientos realizados en simultáneo en distintos puntos del conurbano había permitido la detención de los integrantes de la banda conocida como “Los paragua”, en clara alusión a su nacionalidad.

En esa oportunidad ocho personas fueron aprehendidas acusadas de la comercialización de drogas que adquirían en la villa 1.11.14, del Bajo Flores porteño.

Feu aclaró a la prensa que incluso el día que se realizaron los operativos muchos vecinos «salieron a la calle a aplaudir a la policía por haber realizado el procedimiento», cansados de la situación que vivían.

Los megaoperativos estuvieron a cargo de los integrantes de Infantería y Caballería de la Policía Bonaerense de Hurlingham y Morón que, tras varios meses de trabajos de inteligencia, que incluyeron seguimientos encubiertos, tomas fotográficas, declaraciones de testigos y un fuerte apoyo judicial culminaron con  el éxito del procedimiento que permitió incautar   10 kilos de marihuana, 300 dosis de cocaína, seis celulares, cuatro armas de fuego y dinero en efectivo.

Los detenidos fueron seis hombres y dos mujeres, entre ellos uno de los sindicados líderes de la organización, conocido como “El Gordo Fefe”.

 

 

 

 

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *