Jorge Aliaga le respondió a Sandra Pitta: “Hay formas más dignas de llegar a diputada”

La candidata de Juntos por el Cambio había insinuado que el nuevo ministro de Educación Jaime Perczyk y el físico Jorge Aliaga “tendrían potenciales negociados con los medidores de CO² en las aulas”.

La candidata a diputada macrista Sandra Pitta, compañera de Ricardo López Murphy en una de las listas de Juntos por el Cambio en las pasadas PASO en la Ciudad de Buenos Aires, insinuó en un tweet que el flamante ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, tendría «potenciales negociados»con los medidores de dióxido de carbono en las aulas. Pero no se quedó allí: en su denuncia involucró a Jorge Aliaga, físico, docente e investigador del CONICET, Secretario de Planeamiento y Evaluación Institucional de la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR).

Pocas horas después de la difamación, Aliaga le respondió desde su cuenta personal de Twitter: “Candidata a diputada hablando de negocios con medidores de dióxido de carbono e invocando mi nombre. Les recuerdo que si quieren armar un medidor puse las instrucciones públicas a fines de diciembre con el detalle de circuito, componentes y código”.

El link que incluye su réplica remite a la página web personal del físico, donde expone su proyecto: “Desde hace meses que un grupo liderado por el investigador José Luis Jimenez viene insistiendo en el rol destacado que tienen los aerosoles como vía de contagio de COVID-19. Este grupo ha impulsado en España la iniciativa Aireamos. Tomé de este grupo la idea de colocar en ambientes cerrados medidores de CO2 como un indicador de la ventilación, en particular para controlar si hay suficiente renovación de aire”.

“Agarré uno de los equipos hechos en casa con partes compradas que se muestra en el sitio de Aireamos y lo adapté en función de los componentes que pude comprar en Buenos Aires por internet –cuenta Aliaga-. Si bien yo he enseñado electrónica para físicos durante 30 años, no soy un ingeniero electrónico. He usado placas Arduino, pero tampoco soy un experto. Por lo tanto traté de escribir un instructivo bastante básico de manera que se pueda seguir con pocos conocimientos técnicos”.

A través de un hilo, Aliaga informa que la Universidad Nacional de Hurlingham, la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, el Colegio Mariano Acosta, la Escuela Técnica Nº 3100 República de la India (provincia de Salta) y el Instituto Balseiro tomaron su código y construyeron los equipos medidores de dióxido de carbono. “Y podría seguir mostrando ejemplos en todo el país. ¿negociado con código abierto? Sólo en una mente enferma y limitada -dice Aliaga sobre Pitta, sin nombrarla-. Se logró que se entendiera la importancia de la ventilación continua cruzada, distribuida y medida, controlando con medidores de CO2. Hay formas más dignas de llegar a diputada que difamando“.

Desde Ciencia Abierta (agrupación de profesores de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA) repudiaron los dichos de Pitta y calificaron la acusación de “canallesca” mientras el científico Ernesto Resnik sostuvo: “El ataque de Pitta a Jorge Aliaga no se debe dejar pasar por mendaz, violento e indigno”-

No es la primera vez que la científica incorporada al macrismo tras sus públicas expresiones antiperonistas, se cruza con Aliaga.

Hace un par de años, en una entrevista radial Pitta afirmó que la etapa de mayor inversión de parte del Estado fue «durante el proceso», que el gobierno de facto desfinanció las universidades públicas porque allí estaban los «jóvenes que podían ser peligrosos», y que aumentó la inversión del Conicet luego de «limpiarlo de rebeldes».

Inmediatamente Aliaga respondió en redes sociales:  «No es verdad que la inversión en ciencia que se hizo durante la dictadura sea mayor a la de los últimos años. Además de falso, lo dicho es engañoso porque el sistema científico era mucho más chico», y respaldo sus dichos con los datos del presupuesto destinado a Ciencia y Tecnología desde 1970 en adelante, que fueron rastreados de los números brindados por el Ministerio de Economía, el Indec y el propio Ministerio de Ciencia y Tecnología, degradadazo durante el gobierno de Mauricio Macri.

Jorge Luis Aliaga, es doctor en Fisica graduado en la Universidad de Buenos Aires. Es Secretario de Planeamiento y Evaluación Institucional de la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR). Fue investigador asociado del Centro Internacional de Física Teórica (ICTP), Trieste, Italia, y subsecretario de Evaluación Institucional del Ministerio de Ciencia y Tecnología en 2015. Es Profesor del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA e Investigador Independiente del CONICET.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *