Más de 200 docentes trabajaron sobre la prevención de adicciones

NOTA 1 foto
En la Escuela Técnica N° 2 se realizó en encuentro impulsado por el CPA local y el área de Educación de Hurlingham, con el objetivo de fortalecer la agenda común entre el Ministerio de Salud bonaerense y la Dirección General de Cultura y Educación provincial.

La prevención de las adicciones fue el eje del encuentro realizado el miércoles pasado en la Escuela Técnica Nº 2, del que participaron el concejal y candidato a intendente del FPV, Juan Zabaleta; el Subsecretario de Salud Mental y Adicciones, Dr. Carlos Sanguinetti; la Coordinadora de Región VII de la SADA, Beatriz Peker; la referente del Área de Educación de la Subsecretaría, María Marta Fernández; el Coordinador del Centro de Prevención de Adicciones de Hurlingham, Silvio Ferrer, así como Inspectoras de todas las ramas de Educación.

Para dar inicio al encuentro el Concejal Juan Zabaleta dijo «nos tocó en el tránsito de estos años ver la ausencia del servicio municipal y si la primer trinchera de la Democracia que es el municipio está ausente es muy difícil».

Por otro lado Juan Zabaleta habló sobre la realidad de los jóvenes y sus adicciones en el distrito: «claramente hay que estar con ellos y hay que asegurar un presente y un futuro, más allá de las políticas de infraestructura, más allá de la Universidad Nacional, más allá de cuestiones que son una base importante y fundamental. Si no existe esto es imposible porque la problemática es enorme».

Por otro lado, Carlos Sanguinetti rescató «la decisión política que en su momento tuvo nuestro gobernador que le dio centralidad al problema de las adicciones al que definió como un problema de salud pero que para resolverlo teníamos que coparticipar todos los sectores que conformamos la sociedad» y agregó que a la hora de conformar los centros de prevención realizaron encuestas a 15.000 chicos en los últimos tres años.

En cuanto a las escuelas las consideró como la «extensión territorial más importante porque «en todos los lugares de nuestra provincia hay una escuela, en todos los lugares hay un maestro al frente de un aula, en todos los lugares ese maestro tiene la escucha para los problemas».

Refiriéndose a las adicciones el Subsecretario se refirió al alcohol como el problema más importante y aclaró: «Nosotros nos queremos correr de la discusión de legalización sí, legalización no. Nosotros tenemos un problema con el consumo de sustancias que pasa por el alcohol y psicofármacos, esas son las dos sustancias que están involucradas en el consumo de los chicos y los adultos, sobre eso queremos trabajar».

Carlos Sanguinetti admitió que había muchas dificultades en el CPA de Hurlingham “porque el gobierno municipal no tenía y no tiene compromiso con esta problemática y no hay manera de abordar el problema del consumo de sustancia si el intendente no se compromete con esa temática, porque es el que conoce el territorio, el que conoce cada uno de los barrios, el que sabe cómo poder hacerlo».

 

“No somos un lugar policial”

El Coordinador del Centro de Prevención de Adicciones, Silvio Ferrer, definió algunos ejes del trabajo que realiza el organismo a su cargo: “El Centro de Prevención de Adicciones está pensado como un ‘efector de salud’ y «aspiramos a ser un engranaje más de la atención primaria de la salud de Hurlingham» dijo.

Ferrer explicó que se estableció una agenda común de trabajo entre el CPA y la Inspección de Psicología «para poder establecer un protocolo nominal de cada alumno que tenga una dificultad. Que sea nominal pero le agregamos el secreto profesional porque no debe circular el nombre de ese niño que capaz está atravesando un problema de uso de sustancias».

El otro eje es el tema de «corresponsabilidad» que plantea que cuando en una escuela un alumno se encuentra en una situación de adicción la escuela sea la encargada de pedir el turno y el primer informe ira a la inspección de psicología porque, explicó el licenciado: «hace años que venimos pensando en eso, poder detectar a esa familia y comentarle que ese niño tiene una dificultad y que va a concurrir al CPA. Le damos mucha importancia a la primer escucha, a ese primer contacto que lo hace el docente y es casi el éxito de cómo le va a ir después en el tratamiento».

Silvio Ferrer sabe que muchas veces los padres saben que sus hijos consumen pero no quieren ir a hacer un tratamiento y es por eso que el Centro desarrolló un dispositivo llamado «entrevista de proximidad» donde comienza a participar el familiar que detectó el problema y se busca cuál es la dificultad del joven para acercarse al CPA que, aclaró el coordinador, «no somos un lugar policial, somos un efector de salud, nos preparamos para acompañarlo en ese problema».

La presentación concluyó con talleres en el que participaron los equipos de orientación escolar: «hemos establecido un taller para romper eso que se llama ‘Chau mito’ donde comparamos el mito de lo que el chico tiene pensado sobre el alcohol, la marihuana, sobre sus prácticas y después lo comparamos, en un juego dinámico, con la realidad efectiva de lo que la sustancia hace en el cuerpo» y agregó: «el uso sobre todo en marihuana pasa a ser casi del sentido común. Muchas veces se dice que no es un problema, muchas veces es la puerta de inicio que nosotros recibimos después, no del niño sino del adolescente».

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *