Mordisquito Siglo XXI

 

Discepolo

Homenaje a un grande de nuestra cultura y su talento como fuente de inspiración para reflejar esta época. Eso es lo que hizo un hombre de la cultura local, docente, músico, poeta, que por ahora prefiere darse a conocer con un pseudónimo que también es parte del homenaje al “Mordisquito” de Enrique Santos Discépolo, fallecido un 23 de diciembre de 1951, a los 50 años.  

El genial Discépolo, a medidos de los 40, hacia una columna de radio en la cual, de una forma irónica y humorística, le hablaba a un ciudadano al que llamaba Mordisquito y que combatía al peronismo y a su implicancia sobre nuestro país. Este formato, duró un tiempo nomás, y se puede encontrar los monólogos buscándolos por la Web.

Hoy, frente al casi mismo escenario, Mordisquito es aquel que voto a la derecha por, odio, despecho etc. O sea, la historia vuelve a repetirse. Esto intenta ser un humilde homenaje a Discépolo, imaginándolo, sentado frente a un micrófono radial en el año 15, del nuevo siglo:

Y yo que te pedí que no me creyeras, que miraras nomás. Y después te hablé del miedo, te dije de los 90, de las importaciones, de la gente sin laburo y a vos no te importó. Me reducís diciéndome que soy un fanático, me subestimás. Pensás que la Fulana (esa que se fue) nos lleva de las narices como si eso fuera tan sencillo. Sos incapaz de darte cuenta la profundidad que hay detrás de un acto en el cual, un líder le devuelve el poder a un pueblo después de 12 años de gobierno, después de haberse peleado contra todos los poderes posibles y a la vez. Claro, vos no te das cuenta, o quizás no te quieras dar cuenta. Ya está, querías cambiar y cambiaste. Y me hiciste cambiar a mí. Hiciste que los gurúes de la nada, los tipos que laburan para hambrearnos a todos, te vuelvan a hablar del riesgo país, de los comodities, del Dow Jones ¿Te acordás de eso? Y entonces aplaudís la foto del nuevo presidente con la oposición para hacer la Moncloa de la nada. ¿Sobre qué? Te compras el espejo y no ves que por abajo, hay 29 DNU en dos días que tiran tus derechos a la mierda. Ponen jueces a dedo, te suben el precio del tren, del bondi. Ese que hay que sincerar la economía te dicen y es así. Cambiar no te falla, ya lo sabias. Pero a vos eso no te importa. Te implica pero no te importa. Vos minimizas el debate tomándolo personal, no ideológico, y yo, la verdad, que no te voy a querer menos, te hablo de ideología. Quizás no estés a la altura de un debate. Quizás, vos cristiano, si vos, que tanto me hablás de los planes y vas todos los domingos a misa y que por ahí te alcanza con la caridad para apaciguar tu moral y tu conciencia, seas incapaz de escuchar a tu pastor, si a tu papa, que te pide que te muevas, que con eso no alcanza. Te habla de un mundo desigual y descarnado, te dice que el capitalismo salvaje, destruye todo a su paso, pero a vos no te importó. Vos cambiaste. Y es que la raíz de tu voto es que los demás no te importan. Disculpame que te lo diga así pero es la verdad. El núcleo de tu voto es que nadie te rompa las bolas, pobres va a haber siempre y mientras a vos no te toque, dale que va. Yo fui la voz de un proyecto allá por el año 40, en el siglo XX. Una idea que aún vive y se llama peronismo, hoy FPV. Yo no soy imparcial pero quiero una patria más justa e igualitaria. Más, yo no soy peronista, pero quiero el sueño de un tipo que un día entró a la casa de gobierno, dijo que no me iba a fallar y ¿sabes qué? no me falló.

Yo hablo de ilusión y vos de odio Me tratás de fanático porque no estás a la altura del debate. Repetís como un loro y no te cuestionás lo que decís. Me hablás de corrupción como si con eso solo alcanzara. Me decís que el violento soy yo y votaste intolerancia fascista. No votaste un cambio, votaste a Macri. Volvieron los gurúes de la nada. Los que deciden tu vida para mal hoy se sientan a tu mesa. La yegua ya se fue. Ahora hacete cargo.  Ah… Y no me pidas unidad. Mi auto a la derecha no dobla.

LA MASKADA.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *