Olivastri acusó a Acuña de querer echarla: «El que no milita para el intendente puede perder su trabajo»

Belén Olivastri con Lucas Delfino

Por Aldana Farinelli ||

María Belén Olivastri denunció públicamente que el intendente Luis Acuña la amenazó para que renuncie de su puesto municipal tras 15 años de trabajar en la gestión estatal. El apriete del intendente se dio en el horario laboral de Olivastri dentro de las oficinas municipales y, según relató, estuvo acompañado de fuertes agresiones verbales y presiones sobre su persona.

La funcionaria municipal de tránsito brindó una conferencia de prensa junto al candidato de Cambiemos, Lucas Delfino, y relató la jornada de acoso laboral que vivió a partir de su decisión de militar en el PRO.

«Me sucedió algo que no pensé que me iba a pasar, una persecución política por tener una convicción política diferente», relató la inspectora de tránsito quien diferenció su desempeño y responsabilidades en el ámbito laboral, de su actividad como militante fuera del municipio: «no hice ningún tipo de manifestación, el trabajo político lo hago fuera del horario de trabajo, respeto el área pública donde estoy y cuáles son mis horarios para trabajar como empleada municipal», aclaró.

El hecho sucedió  tras haberse conocido públicamente que Olivastri empezaría a militar en el Frente Cambiemos dentro de los equipos técnicos de Lucas Delfino.

La inspectora relató que su jornada había sido normal y que, en un momento, al volver a la oficina de tránsito donde se desempeña laboralmente, la encontró empapelada con insultos y fotos de su persona junto a todo tipo de mensajes intimidatorios y agresivos. Además dijo haber sido violentada por una compañera municipal que responde al grupo político de Acuña.

La funcionaria que lleva 15 años en el municipio continuó su relato y contó que el intendente la llevó a su despacho donde se despachó con un nivel de agresión que nunca había vivido: «mantuvo todo el tiempo voz alta insultándome a nivel político. A los gritos, amenazándome, golpeando el escritorio”. Olivastri denunció que se sintió agredida como mujer: “el intendente parece que se olvidó de eso, para gritarme de la manera que me gritó”.

La inspectora resaltó el nivel de agresión verbal y psíquica que tuvo que afrontar y además del maltrato de género que sintió la amenazó diciendo que “la iba a sacar del cargo como funcionaria pública».

Luego Acuña le mandó a través suyo un mensaje al candidato del PRO Lucas Delfino: “decile a ese hijo de mil puta que se puede ir bien a la re puta madre que lo pario y a la concha de su madre».

Además Belén Olivastri anticipó que “ahora van a empezar a salir cosas que acostumbran a hacer hacia un empleado municipal cuando tiene otra convicción política, como difamar».

«El intendente me dijo que si tengo dignidad que renuncie a mi puesto de trabajo, que devuelva el talonario, el uniforme, que mañana me presente en personal y él consideró que en estos momentos no estoy capacitada para estar con el público» agregó. Además le habló de trasladarla a trabajar al cementerio de Hurlingham.

A pesar de esta situación Olivastri aclaró: «No voy a renunciar, trabajé siempre para la gente de Hurlingham».

«El que no milita para el intendente es blanco justo para cualquiera. Todos los empleados municipales en estos momentos tienen un temor hasta de perder su trabajo. Aquellas personas que no están con él corren el riesgo que corrí yo» advirtió la inspectora.

Olivastri dijo no tener miedo pero enfatizó: «Voy a hacer responsable al señor intendente por mi integridad física, mi familia, por cualquier represión, maltrato o seguimiento que me quieran hacer».

 

Delfino salió a respaldar a la funcionaria

El candidato a intendente de Cambiemos, Lucas Delfino, respaldó a la funcionaria municipal y dijo: » Es terrible que la familia municipal tenga que militar por un apriete político, por miedo a perder su fuente de trabajo. Belén no dijo nada puntual contra la persona del intendente ni contra el espacio político simplemente se manifestó de que para lo que viene para Hurlingham ella considera que el mejor espacio es el nuestro».

«Esto pinta la situación real de cómo está viviendo el municipio, los empleado municipales y la campaña sucia», acusó Delfino.

Belén Olivastri ya empezó su trabajo en el espacio de Delfino sumándose a sus equipos para empezar a diseñar lo que viene en Hurlingham. Con ese objetivo mantuvo una reunión con Guillermo Dietrich, subsecretario de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *