Sabbatella: “Con mi condena Clarín quiso darle un mensaje para disciplinar a toda la clase política”

A instancias del grupo Clarín, Martín Sabbatella fue juzgado por su labor al frente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA). La justicia determinó que no podrá ejercer cargos públicos por un año.

El actual titular de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), Martín Sabbatella, habló con el programa “Moros en la Costa”, que se emite de lunes a viernes de 8 a 10 por Radio 96.7 de La Plata, que conduce Rody Rodríguez (www.radiola96.com.ar) sobre la decisión del Juez Ariel Lijo de condenarlo por abuso de autoridad en la aplicación de la Ley de Medios durante el segundo mandato de la ex presidenta Cristina Kirchner.

 

-El pasado martes 3 de marzo, el Juez Federal Ariel Lijo decidió aplicarte una condena a seis meses de prisión en suspenso y no permitirte ejercer cargos públicos por un año. ¿Cual es tu lectura de este proceso?

– Es un verdadero disparate y la condena es la ratificación del disparate que es la denuncia, toda la causa. No tiene sustento jurídico. Que haya llegado al juicio oral es un disparate, pero habiendo llegado al juicio oral sirvió para demostrar que no hubo delito. En las audiencias nos mirábamos y nos preguntábamos no se de que nos están acusando. Ni siquiera hubo una irregularidad administrativa. Lo único que hicimos fue cumplir con la ley y le exigimos al Grupo Clarín que la cumpla, y es evidente que Clarín no tuvo ni tiene intención de hacerlo.

-Pero la denuncia no fue por querer hacer cumplir la Ley.

-No. Se denuncia abuso de autoridad en la aplicación de la ley que fue cuando descubrimos que (el CEO de Clarín Héctor) Magnetto estaba haciendo «trampa» con la Ley, diciendo que se dividía, que vendía una parte y no lo hacía porque mantenía otros vínculos societarios en el país y también en Nueva Zelanda, Panamá y Estados Unidos. Entonces pasamos a una cuestión de oficio y ahí ellos presentaron la denuncia.

-Aclaramos que “ellos” es el Grupo Clarín. Digo para que no se pierda de vista la identidad del denunciante.

-Si, ellos, el Grupo Clarín, nos denuncian cuando descubrimos su trampa, Y después que la Corte dictó la constitucionalidad de la Ley de punta a punta, presentaron el “plan de adecuación voluntaria” y se lo aprobamos. Ellos tenían que dividirse o vender, y parecía que dividían y no dividían, decían que vendían y no vendían. Y presentaron la denuncia con el objetivo de dilatar la aplicación de la Ley, hasta que ese objetivo se diluye porque llega el macrismo y vía decreto le quita los aspectos antimonopólicos a la Ley. Ya no hacía falta dilatar, pero  mantienen la denuncia, mantienen la instrucción en un acuerdo entre Magnetto y (el juez Claudio) Bonadío, básicamente para lograr lo que se logró, que es una condena ejemplificadora, de disciplinamiento, no solo para mí, le habla a la clase política en su conjunto, a las funcionarias, a los funcionarios, como diciendo: “ojo, miren lo que les puede pasar si se meten de vuelta con quienes tenemos estos privilegios. No se atrevan a hacer esto”. Esa es la señal política que quieren dar.

-¿Crees que esta causa se enmarca en lo que se da en llamar “lawfare”?

-Si. Claro. Solo no hay argumentación jurídica, solo se explica en el marco de lawfare, en la invención de causas, es la persecución política. Es esa trama oscura de los sótanos de la Democracia de los que habla el Presidente, que tanto daño le hacen a la Democracia, a la calidad institucional, al Estado de Derecho, es esa parte del Poder Judicial que está colonizada por prácticas viciadas, colonizadas por intereses económicos poderosos, es esa Democracia condicionada por estas acciones, y por estos grupos hegemónicos mediáticos. Y pasan estas cosas, cuando el que tendría que estar siendo juzgado es Magnetto y no yo, tendría que estar quién trató de burlarse de la Ley no quien quiso aplicarla.

-En la sentencia ¿cuales son los argumentos que dio el juez Lijo?.

-El juez no dijo los fundamentos todavía. Solo se dijo el aspecto resolutivo no los fundamentos. Y los fundamentos de la querella, los que planteó la Fiscalía, es el de abuso de autoridad, porque dicen que nos manejamos muy rápido, con un esquema de celeridad, y que actuamos arbitrariamente; que no actuamos con Clarín como lo hicimos con el resto. Nada de eso es cierto. El organismo actuó con todos igual, pero claro que Clarín no es igual a los demás, es un gigante, y si estamos trabajando por la democratización del espacio, por enfrentar las tendencias monopólicas, obviamente al que más daño le hacés es al que ostenta la posición dominante, pero hay otra diferencia de Clarín con el resto además del tamaño, es el grupo que se resistió a cumplir con la ley.

-Judicialmente ¿cómo sigue esto?

Por supuesto hay una apelación. Y las condenas no son aplicables hasta que no hay una sentencia firme, por lo tanto espero que en el recorrido de la causa, la racionalidad prime, y pueda haber un análisis jurídico serio, sin que esté contaminado por la influencia del lobby de los poderosos.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *