Se aprobó por unanimidad una nueva moratoria impositiva

HCD Hurlingham

Busca incrementar la recaudación sin aumentar las tasas para brindar más y mejores servicios. La semana pasada el equipo del intendente Zabaleta explicó ante el Concejo cómo funcionará esta herramienta.

El Concejo Deliberante de Hurlingham aprobó hoy por unanimidad, en una sesión extraordinaria, un Programa de Sinceramiento Fiscal y de regularización de pago por deudas que los contribuyentes mantengan con el Municipio, incluyendo las multas aplicadas por el Tribunal de Faltas.

El proyecto, que fue girado por el Ejecutivo a cargo del intendente Juan Zabaleta, tiene como objetivo incrementar la recaudación sin aumentar las tasas y de esta manera dotar de mayores recursos al Municipio para brindar más y mejores servicios.

La semana anterior el Jefe de Gabinete, Pablo del Valle y el secretario de Hacienda, Carlos Dichiara, expusieron ante los concejales la situación fiscal del Municipio y explicaron detalladamente cómo funcionará esta herramienta de regularización de pagos.

Sobre la aprobación del Programa de Sinceramiento Fiscal, el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Quintero, destacó el voto unánime: «los distintos bloques apoyaron la medida porque entienden que ésta es la forma para que el municipio pueda obtener mayor recaudación, que servirá para mejorar el distrito sin tener que aumentarle la tasa a los vecinos”.

La moratoria estará vigente para adherirse durante seis meses y prevé condonación de multas, recargos e intereses y un plan de pagos de hasta 18 cuotas, con reducciones de acuerdo a la cantidad de cuotas elegidas por el deudor.

En el caso de los que adhieran a la regularización de deudas de tasas, derechos y contribuciones se les condonarán todas las multas, recargos e intereses.

Por su parte, quienes normalicen sus deudas de multas aplicadas por el Tribunal de Faltas, se les condonaran recargos varios e intereses que pudieren corresponderle.

También prevé la ordenanza sancionada que los contribuyentes que regularicen la valuación fiscal de los inmuebles se los eximirá de multas, recargos e intereses que pudieran corresponderle sobre Derechos de Construcción y Tasa de Servicios Generales y aquellos que estén en situación de juicio de apremio, podrán adherir luego de abonar previamente las costas del juicio y allanarse la demanda, si correspondiera.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *