Zabaleta firmó un convenio con el Defensor del Pueblo bonaerense, para capacitar a empleados municipales en materia de género

El proyecto se da en el marco de la Ley “Micaela” y busca lograr cambios culturales tanto en el ámbito laboral como en las vidas cotidianas. Hurlingham es el primer municipio en firmar este tipo de acuerdo con la Defensoría del Pueblo.

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, junto al defensor del pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, firmaron un convenio de colaboración y cooperación, a través del cual se brindará a todo el personal del Municipio un programa de formación orientado a sensibilizar sobre perspectiva de género y violencia ejercida contra la mujer, respondiendo a las previsiones de la Ley 27.499 “Micaela”.

Mediante este acuerdo, la Defensoría del Pueblo de la Provincia y la Dirección de Políticas de Género y Diversidad Sexual de Hurlingham, tendrán a su cargo la capacitación del personal del Municipio, informando sobre conceptos, estereotipos y equidad de género.

“Estamos muy agradecidos por tener esta posibilidad”, declaró Zabaleta, y añadió: “venimos trabajando todos los días al lado de las mujeres, luchando en contra de la violencia y promoviendo políticas de género”. En ese sentido, remarcó algunos de los muchos trabajos impulsados desde la gestión: “Tenemos la Casa de la Mujer, un hogar protegido, realizamos talleres de concientización, y contamos con más de 220 botones antipánico entregados a vecinas que padecen este flagelo, entre otras acciones».

Lorenzino hizo hincapié en el compromiso con esta tarea: “Hurlingham es el primer municipio en tomar esta iniciativa con nosotros. Es fundamental romper la estructura que nos marcó el mandato cultural de muchas de nuestras vidas. Estamos en una nueva etapa y hoy la presencia de la mujer y su colectivo, tiene que ser firmemente acompañado por quienes tenemos responsabilidades y públicas,  y para eso lo primero que hay que hacer es capacitar»

El objetivo es fomentar la toma de conciencia sobre el respeto y el conocimiento de los derechos de las mujeres, para así lograr un cambio cultural que impacte no solo en el ámbito laboral de las personas sino también en su vida cotidiana.

La responsable de Políticas de Género y Diversidad Sexual, Irene Blanco, afirmó: “Esto es muy importante ya que ayuda a no seguir reproduciendo la violencia machista. Es cambiar la mirada que se tiene de cosas ya establecidas, y ayuda a resolver todo de otra manera, aportando a la igualdad que tanto buscamos las mujeres en cuestión de acceso a los derechos”.

El convenio se da en el marco de la Ley “Micaela”, la cual establece la formación de todos los empleados públicos mediante la creación del Programa Nacional Permanente de Capacitación Institucional de Género y Violencia contra las mujeres, y se suma además al decreto firmado por el intendente la semana pasada, que dispone la capacitación obligatoria de todos los funcionarios.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *