Edgardo Esteban: «El gobierno piensa en las Malvinas como negocio»

 

esteban
Edgardo Esteban nació en Haedo, luego de haber ido a la Guerra de Malvinas se dedicó al periodismo. Hoy trabaja para Telesur. En 1993 escribió el libro «Iluminados por el fuego» que en el 2005 llegó al cine dirigida por Tristan Bauer.

Por RAÚL A. CORIA y MARCELO SOLÍS.

-¿Cuál es su opinión respecto al accionar diplomático del gobierno argentino con relación al tema Malvinas?

-No lo tiene como una cuestión prioritaria, no lo tiene como una cuestión de Estado. Piensan Malvinas como negocio. Nosotros buscamos la causa Malvinas como parte de la integración de la Patria Grande y por eso decimos «Volveremos a Malvinas de la mano de América latina», porque Malvinas es un territorio que no es solamente de Argentina sino de toda la Patria Grande. Es conmovedor ver en Bolivia, o ver en Brasil o en Venezuela esa pertenencia de esa construcción colectiva. Mientras tanto los kelpers siguen avanzando con toda la operación política de quebrarnos y ahora este gobierno fomenta ese quiebre. Hace poco (el diputado) Guillermo Carmona y (la ex embajadora en Gran Bretaña) Alicia Castro denunciaron que hubo vuelos de la Fuerza Aérea británica que pararon en Brasil y eso solo sirve para debilitar e impedir que Argentina pueda sentarse a dialogar con el Reino Unido como establece hace 50 años la resolución 2065 de Naciones Unidas.

Lo que tenemos que tener en claro que la Causa Malvinas no le pertenece a este gobierno ni al anterior, ni al gobierno que va a venir, sino que es parte de nuestra identidad, parte de nuestra pertenencia, de nuestra historia como país, como pueblo. Son 183 años de usurpación.

Hace pocos días estuve en Gibraltar, y charlaba con los españoles y hablábamos de la usurpación de los ingleses de ese peñón que es estratégicamente clave para la geopolítica y es también una causa que no se abandona, que se lucha, que se remarca. Acá se hace todo lo contrario, estamos buscando como podemos lograr algunos negocios, como podemos lograr acercarnos a los británicos, siempre especulando. Nosotros le estamos dando hasta la posibilidad de la investigación científica como parte de ese «intercambio».

Mientras tanto los ingleses hacen buenos negocios, por ejemplo con la pesca. Desde el año 83 hasta el año pasado recaudaron solo de regalía por nuestros calamares, pescados en nuestro mar austral, más de 150 mil millones de dólares. Ellos pretenden hacer de Malvinas un paraíso fiscal como es Gibraltar, paraíso además de la timba por internet. Todos los barcos que están en el sur de España, todos tiene bandera de Gibraltar, barcos de 40, 50 o 100 millones dólares, porque es un lugar donde la corrupción es parte de un sistema, y acá es funcional, al darle esos beneficios a los pocos habitantes que tiene las Malvinas, que además tiene una base militar que tiene el control marítimo de lo que es nuestro mar austral y mirando al futuro todo lo que es el control de lo que significa las riquezas energéticas y alimentarias.

-A 35 años de la guerra de Malvinas se avanzó en un acuerdo para identificar los cuerpos de los chicos que están en el cementerio de Darwin, ¿cuál es su opinión?

Es la lucha por la identidad. Todo ciudadano que muere tienen que tener su nombre y su cruz, o su estrella de David, su digno homenaje, y que nuestros héroes tengan su nombre y su apellido me parece que es muy importante, que se haya avanzado como se hizo en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que en esa tarea esté la Cruz Roja Internacional y que hoy por la propia presión internacional el Gobierno no pueda dar marcha atrás, me parece que es muy importante para seguir reconciliarnos con la historia y que fundamentalmente los familiares puedan tener el nombre de sus hijos cuando vuelvan a las islas Malvinas sabiendo que ahí están sus afectos, que dieron su vida por una causa como lo fue la causa Malvinas.

-¿Cómo es posible que la lista de combatientes se haya incrementado tanto con relación a los que efectivamente estuvieron en las islas?

A Malvinas fuimos alrededor de diez mil soldados, en total éramos 12.900 contando a los oficiales y suboficiales, Carlos Menem agrando el padrón para la Fuerza Aérea y para Armada, que estuvieron cargando combustible y los que estuvieron fuera de la zona del conflicto y como parte de los que fueron a las islas a algunos oficinistas de la base aérea del Palomar, y después aparecieron los movilizados en todo el país fomentados por la Prefectura, Gendarmería y Policía y que solventa económicamente a los que están acampando en Plaza de Mayo, porque ellos no están pidiendo un reconocimiento, están pidiendo un resarcimiento económico, porque eran reservistas como la policía, la gendarmería y la prefectura y entonces si ellos cobran, esos sectores podrán reclamar ese dinero y una pensión, lo que sumados daría un número cercano a los 90 mil, y en total terminaríamos siendo más de cien mil los que fuimos a Malvinas. Un delirio.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *