Leonardo Antonio Agusti: 50 años al Trote

 

DSC_0064

Por Raúl Coria.

 

Leonardo Antonio Agusti, tiene 65 años, y desde los 15 que es driver. Con medio siglo de experiencia, Agusti asegura que «la carreras las ganan los caballos y las definen los jockey», y sobre su medio siglo en las pistas, señala: «por su puesto los jockey que tenemos cierta edad tenemos mucha experiencia y muchas carreras en el lomo y eso ayuda».

Agusti corrió en todos los hipódromos del país, y también en Estados Unidos, considerada la meca del Trote, conoce en profundidad los secretos del Trote, no solo de la Argentina si no del mundo.

Leonardo Antonio Agusti nos recibe en el Hipódromo de Hurlingham en un día de lluvia, y es buena la ocasión para que nos cuente las características de una carrera con una pista embarrada después de varios días de lluvia.

 

-Debe ser complicado y hasta peligroso, tanto para el jockey como para los caballos, correr en una pista embarrada.

-Hay que decir que los caballos no están acostumbrados a correr en pista de barro, sobre todo cuando la pista está patinosa, como si hubiera jabón… igual los jockey tenemos la particularidad de correr con experiencia, los que son viejos corredores, como yo, los llevamos en la boca para que no galopen y eso también achica los riesgos. También hay que cuidarse cuando la pista está seca, porque ahora los caballos corren mucho, piense que los caballos corren 50 kilómetros de promedio y corremos muy pegados, muy juntos, tanto adelante, atrás y también al costado.

-El error de un driver en plena carrera puede implicar riesgos graves, ¿no?

-La verdad es que no hay tantos errores de drivers, sino que a lo mejor un caballo pisa mal u otro tropieza o galopa. Hoy por ejemplo (habla de una carrera disputada el pasado 10 de abril), pasó en la tercer carrera, un caballo tropezó y se me vino encima y yo lo pude esquivar pero otro caballo no y se lo llevó por delante. Esos son los riesgos que tenemos, porque estos caballos no saben galopar, o sea, caminan o trotan, y cuando ellos vienen trotando y de golpe galopan pierden terreno y ahí está el riesgo de que si uno viene por atrás se lo lleve por delante.

-Se me ocurre que ahí es donde tiene mucho que ver la experiencia que tiene cada jockey.

-Sí, obvio. La experiencia como todas las cosas siempre es útil, pero fundamentalmente las carreras las ganan los caballos y las definen los jockey, por supuesto los jockey que tenemos cierta edad tenemos mucha experiencia y muchas carreras en el lomo y eso ayuda.

-Usted dice “cierta edad” y “muchas carreras en el lomo”, ¿de qué estamos hablando concretamente?

-Yo tengo 65 años, soy uno de los jockey mayores de los que corre acá, y corro desde los 15 años, o sea, corro hace 50 años.

-Con tantos años debe haber corrido en la mayoría de los trotes que hay en el país, ¿verdad?

-Sí, sí. Corrí en todos los trotes del país, los de Córdoba, Santa Fe y todos los de la provincia de Buenos Aires. Además como criador y entrenando caballos tengo la satisfacción de que un caballo argentino que criamos en el campo nuestro haya ganado en EEUU, el caballo se llamaba El Chucaro Guadal.-

-¿En qué año fue eso?

-En 1998. Yo tuve la suerte de correr dos veces en EEUU, en una me fue mal con una yegua y después con este caballo ganamos. De todas maneras fue todo muy bien, además del orgullo de haber representado al país.

– EEUU es un mercado muy importante del trote a nivel internacional, tal vez el más importante ¿es así?

-EEUU es un poco la meca del trote mundial, pero hay lugares como Francia que nos invitaron a un muchacho, a mí y al presidente de la Asociación de Brasil a ver la carrera de el Gran Prix de las Américas que se hace en Paris y ahí me llevé una gran sorpresa porque ellos tiene seis mil yeguas madres, tienen 232 hipódromos para correr carreras de trote, tanto montado y con sulky. Esto fue el año pasado. Los lugares donde se juegan mucho al trote son EEUU, Francia, Italia, Nueva Zelanda, Australia, Inglaterra, En España en la Isla de Mayorca, en Suecia es el primer deporte nacional, pero nada más que trotadores.  No sé si sabe que hay dos tipos de caballos, uno que es trotador que no tiene ninguna manía en las patas y el Pasuco que tiene manías que hacen que trote. Yo estoy gratamente sorprendido porque no pensé que había tanto trote a nivel mundial.

-Al conocer como es la actividad del trote de otros países pudo ver cuáles son las diferencias con nuestro país. ¿Es muy marcada?

-El tema fundamentalmente lo hace el profesionalismo. Ahí desde el criador, el cuidador, el propietario y el drivers son todos profesionales, y están con reglas muy estrictas en cuanto a apuestas, preparación de caballos, al doping, a una serie de cosas importantes, que nosotros estamos en ese camino, pero ellos ya lo hacen en una forma muy profesional y cuidando mucho y respetando mucho al público. Yo como amante del trote creía que EEUU era lo máximo y cuando fui a Francia me quedé asombrado. Fuimos a un centro de entrenamiento que se llama Castillo de Burubua y ahí hay 490 hectáreas, dentro de esas 490 hectáreas están dedicadas a los stud, a los entrenamientos y en ese lugar hay 42 kilómetros de pista. Imagínese que el Gran Prix de las Américas se corre por un millón y medio de Euros, o sea, esa es la bolsa del premio, y en EEUU la carrera principal se juega por un millón y medio de dólares, de bolsa de premio, y después esta la carrera de Pasucos hay un millón de dólares de bolsa de premios. Lugares con un nivel de apuestas terribles y donde se juega mucho online, es decir tanto pueden jugar en Miami como en Chicago, en San francisco como en Nueva York. Yo he ido a hipódromos donde se está corriendo y hay cuarenta televisores, donde hay carreras de galgos, hay básquet, hay hándbol, hay fútbol americano, y en todo se apuesta.

-Con ese nivel de apuestas me imagino que en esos lugares casi todos los jockey deben ser millonarios…

-Sí, los hay, pero es como todo. Los otros días me comentaba mi hijo que hay un jockey americano llamado John Cambell, un jockey de primer nivel, a ese hombre le faltan cuatro millones de dólares para llegar a haber ganado 300 millones de dólares. Hablamos de dinero de los premios que él obtuvo de las carreras, y el de eso se lleva el cinco o diez por ciento. Es un hombre hoy de sesenta y tanto años, pero corre desde joven, pero a lo mejor en reuniones de doce o quince carreras él corre las doce o quince carreras, y hay lugares que corren al medio día en un hipódromo y a la tarde o noche en otro. Están en un nivel muy profesional.

-¿Argentina está muy lejos de ese profesionalismo?

.Si, muy lejos. Sobre todo en estructuras.

-¿Pero es un deporte considerado o normado como profesional?

-No. Igual acá hay gente que trabaja de esto y vive de esto solamente, sobre todo cuidadores y algunos drivers, pero los menos. Después el resto es muy amateur, muy de familia. Hoy va a correr una yegua acá donde la mamá y la hija le limpian la cama a la yegua, el padre la varea y el mismo padre la corre, por eso le dicen el deporte de la familia. Que es lo lindo del trote. Mirá, yo peso 80 kilos y con ese peso puedo disfrutar de los caballos, aparte es un deporte que lo practican las mujeres también.

Le voy a comentar algo, la Sociedad Rural Argentina cumple 150 años, y nosotros como Asociación de Corredores vamos a estar representados en la Sociedad Rural con seis caballos y uno de los días en la pista central va a ver exclusivamente chicas con los sulkys. Va a ver un día donde se va a elegir cuál es el caballo macho y cuál la hembra más lindos, después va a ver un día de atalajados, o sea, atados y el juez va a decir cuál es el mejor atado, un tercer día que va a ver todas chicas y piensan en la Sociedad rural como cumplen 150 años hacer un desfile de caballos desde la plaza San Martín hasta la Sociedad Rural, que calcule que va a ver arriba de mil caballos, de trote, de polo, de todos. Hurlingham está volviendo a dar pasos importantes, estamos tratando de acomodar el hipódromo con Daniel Brusca,  vamos despacio, acomodando todo. Esto es lucha, esto es disciplina y pasión.

¿Parte de la disminución de público en el Trote puede relacionarse con la cantidad de juegos de azar que hay disponibles?

-Sí, Creo que al haber quinielas, otras carreras, bingos, las maquinitas, hay mermas en todos lados. Esto no es solo en Argentina. En EEUU funcionan los hipódromos que tienen casinos, como por ejemplo ahora hay en Palermo. Aunque básicamente es en EEUU, en Italia no, en Francia no.

-¿Y en el caso de Hurlingham como se logra una mayor concurrencia?

-Es importante que haya gente como ustedes, que le den difusión a este deporte, porque hay mucha gente que ni sabe que el trote sigue existiendo. Les cuento que en el año 2011 se formó la Asociación de Criadores, y la formamos con el afán de darle más difusión a esto, darle al propietario un premio más importante, y hoy estamos haciendo dos copas criadores, la de dos años y la de tres años. Cada año esto suma más adeptos porque son carreras que juntamos hoy casi 400 mil pesos de bolsa. Sí, porque hay un aporte del criador, y después dos aportes del propietario, después se remata la carrera, es decir, la ponemos en remate a ver si la corremos en Hurlingham o en Córdoba o en Santa Fe o en Chivilcoy. Y eso todo se vuelca a premios, entonces se hace una bolsa de premios muy grande que al propietario le interesa. Todo eso trae aparejado mejor cuidado, mejores drivers, o sea, el premio es muy importante para todo el mundo.

 

 

Share Button

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Abel gracia dice:

    Hola mi nombre es abel riel García
    Quiciera saber si hay filmaciones de Carrera del año 69 en adelante
    Mi papa corría y gano varios premio era una pasión para mi viejo y ir al hipódromo en familia muchos recuerdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *