El costo de la corrupción lo pagan los usuarios: Duplican la tarifa de la verificación vehicular

RPVA-registro-autopartes-1920

Por ALEJANDRA ORTIZ.

En mayo detuvieron por coimero en Villa Tesei al Comisario Alberto «Máquina» Miranda, responsable de las plantas verificadoras de autos. Luego el gobierno decidió sacarle a la policía ese control y pasarlo a manos de civiles. «Menos corrupción, más transparencia» argumentaron y en el medio aplicaron un tarifazo del 100%.

El gobierno de María Eugenia Vidal expresó desde un comienzo de su gestión la lucha “contra todas las mafias”. Estas incluyeron, en los últimos días a las policiales, más precisamente a las que se “enriquecieron” con las irregularidades en las Verificaciones de los Vehículos. Recordemos que el pasado 9 de mayo se habían desplazado a 8 funcionarios policiales que se habían enriquecidos con estos “trámites”. El hecho tuvo lugar en Villa Tesei cuando el comisario mayor Alberto «Maquina» Miranda, jefe de Plantas Verificadoras de Automotores, fue detenido infraganti en su oficina de Lima 440, con 199 mil pesos producto del cobro de coimas. Su defensor Walter Brizzio, asegura que «es una opereta. Desde hace tiempo quieren dar en concesión las plantas verificadoras, igual que hicieron en la Ciudad de Buenos Aires y éste es el momento justo».

Lo concreto es que tras el allanamiento y detención de Miranda, el gobierno le quitó, luego de 30 años, el control a la policía de las verificaciones de autos, pero la medida deja un gusto amargo a todo aquel que necesite vender o comprar un vehículo, porque el costo de trámite se duplicó. Ahora costará 800 pesos contra los 405 que demandaba antes comprar el formulario Tipo 12 y el pago en ventanilla por la verificación.

La gobernadora Vidal, acompañada por el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, dio detalles del proceder delictivo del Maquina Miranda y otros efectivos; explicó que en los distintos estamentos que participaban de la Verificación Policial había nichos de irregularidades y corrupción. Algunos ejemplos: el valor del trámite variaba según criterio de cada jefe. Podía costar entre $ 500, $ 850, o más. Esto incluía el cobro indebido de turnos; el sobrecosto del formulario “012” y una tarifa diferenciada del “servicio” realizado por los peritos policiales. Las maniobras turbias incluían, además, la realización de revisiones en garajes particulares, en una terminal de ómnibus o en dependencias de bomberos o Defensa Civil. Por otra parte el control de las partes esenciales de los coches resulta un instrumento clave para combatir el mercado negro de los robados y reducir la capacidad de acción de los “reducidores”. Una función “demasiado importante” para dejarla en manos de policías, según la evaluación que hicieron en el Gobierno.

Sin embargo, esta cruzada contra la corrupción policial no termina siendo demasiado beneficiosa para los usuarios ya que todos los que hagan el trámite van a tener que desembolsar, nada más, ni nada menos que el doble de dinero del que se abonaba hasta ahora.

El nuevo arancel, que incluye la adquisición del formulario Tipo 12 aunque no el grabado de cristales que deberá hacerse por separado, ya figura en la página habilitada para realizar el trámite: https://vpa.mseg.gba.gov.ar/.

 

COMO ES EL TRAMITE

 

> El interesado debe ingresar a la página https://vpa.mseg.gba.gov.ar, completar los datos personales y del vehículo.

> Luego se debe pagar el trámite online, con tarjeta de crédito o mediante la impresión de un cupón para abonar en locales de pagos de servicios (Rapipago, Pago Fácil, etc.).

> Con el comprobante de pago el dueño del vehículo a vender se presentará en cualquiera de las plantas o puestos en los horarios habilitados. Ya no será necesario comprar los formularios fuera de las plantas porque se podrá imprimir desde internet.

> En ese mismo sitio además se podrá solicitar turno. Se estima que el trámite completo para los usuarios que concurran con turno no demorará más de 15 minutos.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *