Falfán, la piba de Hurlingham dueña del mediocampo de la selección de fútbol

Tiene 20 años, empezó jugando en Barrio Mitre, hoy es figura en el UAI Urquiza, uno de los principales equipos de la primera A del fútbol femenino de la AFA. Debutó en la Selección Argentina mayor en noviembre de 2019.

El seleccionado argentino de fútbol femenino cerró esta semana su gira por España con un triunfo sobre Venezuela y una derrota frente al combinado Vasco, ambos por 1-0.

Una nueva experiencia para el elenco dirigido por Carlos Borrello, que tiene como una de sus figuras más afianzadas a Daiana Micaela Falfán, la joven de 20 años nacida en Hurlingham, que surgió de un equipo de Barrio Mitre y que desde hace dos temporadas es baluarte en UAI Urquiza, uno de los equipos más fuertes la liga principal del fútbol femenino en Argentina.

Falfán juega en la Selección Argentina mayor desde el 7 de noviembre de 2019, cuando debutó en un amistoso ganado por 2-1 como visitante contra Paraguay. Anteriormente integró el plantel de seleccionados juveniles y fue capitán de la Sub-20.

 

PICADITOS EN BARRIO MITRE

Con toda la familia futbolera era lógico que Daiana a los 4 años eligiera al fútbol como su juego favorito. No solo jugaba su papá, también lo hacían su mamá y sus tías. Con esos antecedentes no podía llamar la atención entonces que fuera la única nena que jugaba en el club Los Amigos, en Barrio Mitre. Allí jugó hasta los 12 años, cuando el club se desarmó y se fue un par de años al Santa Leonor, también en Barrio Mitre. Jugaba entre los pibes. «Me trataban como uno más» contó, y ese trato incluía más de una patada. «El equipo rival siempre me venía a buscar a mi en las jugadas para sacar provecho».

Después hizo Futsal una temporada, y con poco más de 15 años empezó a jugar en los torneos de fútbol femenino en cancha de 11, representando al Deportivo Morón.

«Cuando jugaba en el Gallito me llamaron de la UAI Urquiza y fue muy importante para mí ya que era la posibilidad de dar un paso más en mi carrera y seguir formándome en esto que amo que es el fútbol» cuenta Daiana recordando cuando a los 17 años, arregló su primer contrato con la institución de Villa Lynch.

LA BANCA DE LOS VIEJOS

Daiana Micaela Falfán es hija de una madre ama de casa y de un padre obrero en una fábrica de ladrillos. Para ella sus padres tienen una importancia fundamental en su carrera: «mis papás siempre estuvieron para mi y siempre me dieron lo que yo quise. Mi idea era jugar a la pelota y ellos me incentivaron a hacerlo. Mis viejos siempre me bancaron y me ayudaron para ir a entrenar. Sin ellos hubiese sido muy difícil estar donde estoy hoy».

Daiana es figura en su club, en el equipo al que llaman «las guerreras» y que hoy lidera junto con River Plate una de las zonas del torneo de primera A. Es titular en la selección argentina, pero como ocurre en casi todas las disciplinas, las diferencias con los hombres es abismal.

«No todas vivimos del fútbol, pero todas peleamos para vivir del deporte en algún momento» dice Daiana, que paralelamente estudia para contadora pública. «Sé que esto es corto y el día de mañana puedo llegar a trabajar en otra profesión y para eso necesito estar preparada. A todas nos gustaría poder vivir del fútbol como los hombres y poder dedicarnos cien por ciento y no tener la cabeza en otro lado y estar cansadas por el trabajo, por el estudio u otras cuestiones».

 

Fuentes: www.elfemenino.com.ar

www.mundotkm.com

www.uaiurquiza.com y Agencia TELAM

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *