Hasta Lanata apunta a Quintana por su participación en Farmacity

 

Por Gabriela Chamorro.

En su regreso a la TV, Jorge Lanata denunció que el vice jefe de Gabinete de Mauricio Macri, Mario Quintana, aún tiene fuerte injerencia en Farmacity, que puja por desembarcar en la provincia de Buenos Aires, pese a que la ley vigente lo impide.

Sorprendió el último informe de televisión sobre la avanzada de Mario Quintana en el negocio de los medicamentos en la provincia. Pero el estupor no vino por los hechos de público conocimiento de conflictos de intereses del cuestionario funcionario de Mauricio Macri en relación a su «actividad privada» antes de desembarcar en la administración pública, sino por el canal y el periodista que realizaron el informe, que no suelen ser proclives a criticar a la gestión de Cambiemos. Se trata de Jorge Lanata, en el regreso de su programa PPT que se emite por el Trece.

Jorge Lanata denunció un secreto a voces, que Mario Quintana aún tiene fuerte injerencia en Farmacity y que a pesar de haber declarado el 3 % de las acciones de la firma, controla las decisiones del directorio. Mirando a la cámara con su habitual suficiencia dijo, por si alguien no se había dado cuenta: «Le mintió a la gente»

Utilizando frases marketineras como «Quintana City» aseguró que el vicejefe de Gabinete controla más de la mitad de las decisiones de la firma y que no blanqueó ante la Oficina Corrupción sus bienes.

Rápida fue la reacción de los «responsables» de Farmacity tras la denuncia televisiva quienes insistieron en que «no intervino, ni influenció directa o indirectamente» en la compañía y explicaron que «el 25 de noviembre de 2015 renunció a la presidencia del directorio, cedió sus derechos de voto a sus socios y se abrió completamente del funciona-miento de la compañía». El entorno de Mario Quintana mantuvo la misma «versión» respecto a su relación con la empresa y en lo referente a su declaración jurada dijeron que se cumplió «en tiempo y forma» y que consultó con ese Organismo sobre un «posible» conflicto de intereses siguiendo todas las recomendaciones de Laura Alonso.

Farmacity está vedada de actuar en la provincia de Buenos Aires, al igual que en otros distritos, por una ley que entre otras cuestiones, impide a las sociedades anónimas administrar farmacias. Por ello, la firma que presidía Quintana antes de acceder a sus funciones en el Poder Ejecutivo Nacional pidió a la Justicia que declarara la inconstitucionalidad de esa norma.

Pero Farmacity fracasó tanto en primera como en segunda instancia y hasta en la Corte Suprema bonaerense. Por eso el caso se encuentra apelado ahora ante la Corte Suprema Nacional, donde sus dos nuevos ministros, CarlosRosenkrantz y Horacio Rosatti, se excusaron de intervenir por-que el primero de ellos fue abogado de la firma y el segundo tuvo como colaboradora, cuando era ministro de Justicia y antes procurador del Tesoro, a la actual directora de Jurídicos de Farmacity, Andrea Gualde.

En su denuncia contra Quintana Lanata dijo que el Ministerio de Salud «cajoneó» denuncias contra la firma pero no así contra otras farmacias y que, incluso, eso llevó al primer procesa-miento penal de un funcionario del gobierno de Macri, el caso de Raúl Ramos, ex secretario de Política y Regulación de esa cartera.

El periodista estrella del Grupo Clarín, reveló que Quintana, a través de la firma Partners I S.A. tiene el 2,09% de las acciones de Farmacity pero 1.204.200 votos, lo que equivale al 53% de control en la toma de decisiones de la empresa.

Días después Lanata le dio el derecho a réplica a Quintana quien expresó: «Desde el momento en que (el presidente) Mauricio Macri me convoca, me tomé 24 horas para desarmar lo que pude desarmar y antes de asumir renuncié a la presidencia del directorio de Farmacity». En los estudios de Radio Mitre, el funcionario declaró: «No hay ninguna incompatibilidad entre mi rol de accionista y de funcionario público. No existe esa incompatibilidad. Quiero dar tranquilidad de que no hay ninguna incompatibilidad y en ningún momento ejercí influencia a favor de Farmacity», para luego expresar: «Yo vengo y digo una verdad. Lo que hice, lo hice sin deshonrar el mandato de la sociedad de no robar ni mentir. Tomé esta decisión de dejar todo para poner el hombro en la construcción de un país justo».

En tanto se espera que Jorge Lanata avance con la gran cantidad de funcionarios del actual gobierno que también tienen conflicto de intereses y están realizando negocios millonarios valiéndose de sus lugares de poder.

 

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *