Primera visita de Alberto Fernández a Hurlingham como presidente

El Presidente Alberto Fernández participó de la inauguración de obras en la Universidad Nacional de Hurlingham. Junto al intendente Juan Zabaleta y al vicerrector Walter Wallach, Fernández estuvo acompañado por el ministro de Educación, Nicolás Trotta y el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, (quien condujo los destinos de la UNAHUR durante sus primeros cuatro años de vida académica). También asistieron el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro y la diputada nacional Florencia Lampreabe. En el escenario estuvieron presentes el ex técnico de las selecciones de fútbol de Argentina y Colombia (y vecino de Hurlingham), José Pekerman y el presidente de River, Rodolfo D’onofrio.

El Presidente Alberto Fernández, en una parte de su discurso expresó: «Cada vez que veo que la educación pública se expande y que el Estado abre aulas, laboratorios, les abre las puertas a los que investigan, yo digo: la Argentina está siendo un poquito mejor. Hoy estamos siendo mejores».

 Alberto Fernández hizo su primera visita a Hurlingham como presidente de la Nación. Fue para encabezar el acto de inauguración del Sector II de la sede Origone de la Universidad Nacional de Hurlingham.

La ceremonia realizada en la calurosa tarde del 14 de febrero, tuvo como anfitriones a Jaime Perczyk, rector de la UNAHUR durante sus primeros cuatro años, actualmente de licencia, mientras cumple funciones como Secretario de Políticas Universitarias de la Nación; el intendente Juan Zabaleta y el vicerrector de la Universidad, Walter Wallach.

El acto contó también con la presencia del Ministro de Educación Nicolás Trotta; el Ministro del Interior Eduardo Wado De Pedro; la Diputada Nacional Florencia Lampreabe; el subdirector Ejecutivo de PAMI y ex presidente del Concejo Deliberante local, Martín Rodríguez; el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio; el ex director técnico de la selección Argentina y vecino de Hurlingham, José Pékerman, además de funcionarios y concejales del municipio. El que no vino, aunque se había anunciado su asistencia, fue el gobernador Axel Kicillof, pero al parecer el cambio de horario del acto (se iba a hacer por la mañana y a último momento cambió por horas de la tarde), impidió que el mandatario se hiciera presente en Hurlingham.

Cerca de las 16:30hs, las autoridades presentes, a las que se sumaron la Secretaria Académica Lizzie Wanger y las investigadoras de la UNAHUR, Mariana PérezMarisa Farber, hicieron una recorrida por las obras y probaron parte del equipamiento de los laboratorios. Más tarde, realizaron el corte de cinta y descubrieron una placa.

Desde 2016, la UNAHUR inició un ambicioso proyecto de refuncionalización de la ex fábrica de embutidos Tres Cruces (incendiada en 2013), donde se emplaza la sede Origone. Para afrontar los gastos de las obras, la institución comprometió recursos propios. Esa fue una prioridad fijada por el Rector Jaime Perczyk, con el apoyo del Consejo Superior. La inversión en infraestructura respondió a la demanda de dotar de espacios para los crecientes ingresantes.

Desde el escenario Juan Zabaleta destacó las medidas del Estado Nacional orientadas a la emergencia alimentaria, a los jubilados y a la producción. «Aquí vienen chicos y chicas que entienden que representamos futuro y esperanza, que entienden que todo lo que les dijimos durante el año pasado lo estamos cumpliendo. Me viene a la memoria el año 2013, cuando presentamos una ley en el Congreso todos juntos, y ese sueño, que es esta Universidad, lo hicimos realidad también gracias a Cristina Fernández de Kirchner». Zabaleta exclamó: «Esa deuda infame que nos dejaron, es con el pueblo. Sepa, Presidente, que lo vamos a acompañar, porque sabemos que no va a haber un solo argentino más que vaya a sufrir como sufrió en estos últimos cuatro años por ese terrible endeudamiento».

 

Luego Jaime Perczyk también mencionó a Cristina Kirchner evocando que su gobierno no solo construyó la UNAHUR, sino que además se crearon otras 19 universidades, y recordó que la de Hurlingham comenzó en «septiembre de 2015 en medio sótano, con un baño químico, y hubo 1600 estudiantes que nos creyeron. Cuatro años después, esta Universidad tiene casi 19 mil estudiantes de 21 carreras. De ese medio sótano, hicimos casi 11 obras y hoy estamos inaugurando una más» y destacó: «Es un honor enorme que nos haya venido a acompañar el Presidente a inaugurar nuestras obras. Obras que son nuestro orgullo, porque las hicimos en el momento más duro para la educación pública y la Universidad argentina».

 

«HOY LA ARGENTINA ES UN POCO MEJOR»

Alberto Fernández valoró el rol de la educación pública en el crecimiento del país, indicando que «lo peor que nos puede pasar es que dudemos de la educación pública. Vivimos en un tiempo donde las sociedades son ricas si promueven la inteligencia, la educación. Uno puede estar parado en un mar de petróleo pero si no tiene la ciencia y la tecnología para sacarlo, no tiene nada. Por eso el gran desafío de este tiempo es educar, educar y educar. Sacar a nuestros chicos de la distracción y el olvido y ponerlos en las escuelas, no solo para que tengan un lugar de sustento, sino para que aprendan, para que se eduquen, para que sean los hombres del futuro en un mundo que les exige cada día más conocimiento».

También recordó un problema durante su gestión junto al Presidente Néstor Kirchner: «Empezamos a pensar que si los chicos no podían llegar a las universidades, las universidades debían llegar a los chicos. Esa decisión fue la que permitió la creación de las universidades del conurbano bonaerense» aseguró Fernández.

«Cada vez que veo que la educación pública se expande y que el Estado abre aulas, laboratorios, les abre las puertas a los que investigan, yo digo: la Argentina está siendo un poquito mejor. Hoy estamos siendo mejores», continuó el Presidente. Y finalizó: «Cuando le damos oportunidad a nuestra gente de estudiar y mejorarse, nuestra gente estudia y se mejora. La deuda con el pueblo no se arregla quitándole derechos al pueblo, se arregla dándole más derechos para que viva mejor, para que se eduque, para que pueda crecer».

 

LAS OBRAS DEL SECTOR II

La obra del Sector II que se inauguró tiene una superficie de 1600 metros cuadrados tras una inversión de  39,9 millones de pesos. Por su parte, el acceso parquizado tiene una superficie de 2600 metros cuadrados con una inversión cercana a los 8 millones de pesos. Ambas obras fueron financiadas con recursos de la Universidad.

El nuevo sector se erige donde antes había cámaras frigoríficas. Ahora serán dos laboratorios para Ingeniería Metalúrgica e Ingeniería Eléctrica. Junto a estos espacios, habrá 8 aulas, oficinas, depósitos, baños, un auditorio y un patio interno parquizado.

La intervención planteada se orientó a darle continuidad arquitectónica al edificio de Origone A mejorando los accesos.

Con esta obra ubicada en el corazón de la sede Origone, no sólo se aumenta la capacidad áulica, sino que se mejora la distribución, permitiendo que los estudiantes circulen internamente por distintos edificios sin necesidad de salir fuera del predio universitario.

Entre el Edificio «Malvinas Argentinas» y el Sector I  se extiende un área parquizada que quedó casi finalizada a fines del año pasado. Diariamente los estudiantes circulan o se reúnen allí entre clase y clase. Cuenta con bancos, césped, iluminación nocturna y una fuente de agua. Durante el otoño se plantarán árboles que generarán sombra para el verano próximo.

El objetivo de la plaza es brindar un espacio al aire libre para la comunidad universitaria. Se trata de un espacio público de encuentro, estudio y esparcimiento.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *