Quisieron matar a un funcionario judicial que investiga la fuga de presos en Morris

Diego Ramos. Imagen de facebook

 Atacaron a Diego Ramos, Secretario del Juzgado de Garantías N° 6, que investiga la fuga de 5 presos de la Comisaria de William Morris. Le prendieron fuego el auto con Ramos adentro rociado en nafta. Se salvó milagrosamente.

El pasado miércoles 16, cuatro delincuentes interceptaron con un auto a Diego Ramos, de 38 años, Secretario del Juzgado de Garantías Nº6 de Morón, que está a cargo de la Jueza Lucía Emilce Casabayo.

A Ramos le dieron una paliza, lo rociaron con combustible y le prendieron fuego su coche. El funcionario pudo escapar de su auto de milagro. Le advirtieron que dejara de investigar la evasión de la comisaría de William Morris.

El periodista Federico Trofelli informó en el diario Tiempo Argentino, que Ramos sufrió este atentado por parte de cuatro individuos que a bordo de un Volkswagen le cerró el paso a su Chevrolet Meriva. Los delincuentes lograron reducirlo y lo pasaron al asiento trasero  de su propio auto. “Le pusieron una capucha en la cabeza y tras una fuerte golpiza, lo rociaron con combustible, al igual que a su coche y lo prendieron fuego. El funcionario judicial logró escapar antes de que el vehículo quedara reducido a cenizas, en una zanja de Pontevedra”.
«Mientras lo golpeaban, abiertamente le dijeron que dejara de investigar la evasión de los presos de la comisaría de William Morris», confió uno de los investigadores al periodista.

El Juzgado de Garantías N° 6 investiga la fuga de los presos de Morris junto a la UFI N° 3, a cargo de Mario Ferrario. Aunque, fue Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires quien separó preventivamente de sus funciones a cuatro oficiales, al comisario y al jefe de distrito, que difícilmente vuelvan a sus cargos en Hurlingham.

Trofelli describió que “el desenlace del secuestro fue desesperante. Antes de que los agresores abandonaran a la víctima, le pidieron que se quedara con la cabeza gacha y que no se moviera. Entonces, el joven comenzó a sentir que la capucha y sus ropas estaban mojadas. No tardó en darse cuenta de que era combustible y en advertir que el capot y los asientos delanteros ardían. El funcionario logró eludir la traba de las puertas para los niños y zafó, por muy poco, de quedar atrapado entre las llamas”.

Diego Ramos fue atendido en el Hospital Posadas y fue dado de alta a las pocas horas. El ataque lo investiga la UFI Nº 2 de Morón.

Reacción de los jueces

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires, advirtió que “ya se han activado los mecanismos para trabajar en común con las autoridades provinciales”, al tiempo que hizo un llamamiento “a los Poderes del Estado a repudiar públicamente este episodio inaceptable en una sociedad democrática y republicana”.

Fuga de película

Como se recordará, el martes 1° de diciembre, cinco delincuentes presos en la Comisaría de William Morris se escaparon por un túnel de más de dos metros de largo. Los detenidos que lograron alcanzar el patio de la seccional y profugarse tenían un frondoso prontuario.

Uno fue recapturado

El martes 14 por la noche, horas antes del ataque sufrido por Ramos, agentes de la Comisaría 48 de Ciudad de Buenos Aires detuvieron por resistencia a la autoridad a José Mario Oregioni Zárate, uno de los evadidos de la Comisaria de Morris, el delincuente, de 30 años, con domicilio en Morris, estaba preso desde el 20 del mes pasado por “robo agravado por el uso de arma de fuego”. Cuando advirtieron de quien se trataba, tomaron contacto con Ramos que determinó que el detenido se presentara ante el fiscal Mario Ferrario.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *