Trágico final de toda una familia en una ruta

La irresponsabilidad de Néstor Moyano de llevar en su camioneta a 15 personas, conducir imprudentemente por la ruta tuvo un saldo fatal. Nueve muertos, cuatro de ellos menores de edad. La Familia es de Hurlingham.

El desastre ocurrió en Carmen de Areco, el domingo que pasó, y las víctimas son integrantes de una familia de Hurlingham que venían de haber pasado un día al aire en esa zona.

Para hacer ese viaje a Néstor Adrián Moyano domiciliado en la calle Poeta Risso al 1400, se le ocurrió que podían viajar 15 personas en su camioneta Chevrolet S10.

A eso de las 6 de la tarde, la camioneta pick up Chevrolet S-10, de color gris plateado manejada por Moyano cruzaba por la ruta 51 hacia Rawson, de norte a sur, y sobre la ruta nacional 7, en sentido a Capital Federal, venía el camión Volvo FM380, tipo jaula. “La camioneta tenía que haber frenado en el cruce. El camión tenía el paso. Pero la camioneta pasó demasiado rápido, al conductor del camión no le quedó tiempo de reacción”, reveló Paula, testigo presencial de la tragedia al comentar el choque.

Paula declaró a Infobae que la escena fue impresionante. Los cuerpos de la mayoría de las personas que viajaban en la caja de la camioneta salieron volando y quedaron desparramados en el asfalto.

Tirados en la ruta y la banquina había nueve personas fallecidas, cuatro de ellas menores de edad, entre ellos dos bebés de un año y diez meses respectivamente.

Entre los muertos estaba el conductor de la camioneta, Adrián Moyano 32 años, ex empleado de una empresa de muebles y de una pizzería, que se dedicaba a la compra y venta de autos. También fallecieron dos de sus hijos: Juan Cruz, de 9 años, y Juan Ignacio, de 7. Su esposa Natalia Cejas y su otra hija, Pilar, de 2 años, quedaron internadas en el Hospital Municipal de Carmen de Areco. Otras de las víctimas fatales es Santino Rodríguez, un nene de un año que fue trasladado de urgencia al hospital de la zona, pero llegó sin vida.

Del resto de las víctimas fatales se desconoce la identidad hasta el momento.

Apenas conocida la tragedia, se informó que se trataba de una familia de la comunidad gitana de Hurlingham, pero fue desmentido por la familia de Natalia.

 

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *