Bebo Villalba le ganó a Saldivia y logró la unificación de los títulos


Por Cristian Pardo.
En un duelo muy reñido, Ricardo Villalba retuvo el título Latino Superwelter de la Organización Mundial de Boxeo y también se apodero de la corona argentina de la categoría Welter, tras ganarle por descalificación en el octavo asalto a Héctor Saldivia.
El Microestadio Municipal de Hurlingham fue otra vez testigo de una velada boxística de lujo, en la que hubo varias peleas. Sin embargo, el combate estelar y más importante de la noche fue el que protagonizaron Ricardo Villalba, poseedor del título Latino Superwelter, frente al experimentado Héctor Saldivia, campeón Argentino Superwelter.
Ambos púgiles le brindaron al público un espectáculo apasionante y electrizante dentro del cuadrilátero. En el inicio de la pelea, los dos se examinaron uno al otro y buscaron un planteo eficiente para llevarse la contienda. De todas formas, Bebo (así apodan a Villalba) fue el que en ese momento acertó en sus golpes, mostrándose más activo que su rival y exhibiendo una postura estoica en su plan de ataque.
Por su parte, El Tigre Saldivia estuvo más movedizo y aguardaba la oportunidad de sorprender a Villalba con algún golpe inesperado. En el segundo y tercer capítulo, el combate fue cambiando de mando: era de ida y vuelta, golpe por golpe.
El patagónico fue un poco más que su contrincante, porque salió de su hibernación y tomó otra actitud: salió a buscar la pelea, y logró poner en aprietos al bonaerense. ¿Cómo lo hizo? A partir de impactos nítidos sobre la humanidad del púgil local, que resistía con total entereza.
En el cuarto asalto, el residente de Hurlingham lo fue a buscar con una actitud briosa, logrando llevar a Saldivia directo hasta las sogas y haciéndole recibir una infinidad de derechazos e izquierdazos cruzados que lo dejaron dañado. Ante esta situación, el colegiado Tomas se vio obligado a comenzar la cuenta de apoyo.
Para el quinto capítulo, Saldivia volvió al protagonismo de la pelea arrinconando a Villalba, quien no podía trasladarse con espaciosidad producto del desgaste físico (y del castigo recibido que le propinaba el visitante).
En el sexto asalto, ambos púgiles intercambiaron golpes y se turnaron en el predominio del choque. Sin embargo, en el séptimo asalto, cuando ambos peleadores cruzaban golpes, llego un cabezazo del Tigre hacia el Bebo, ocasionándole una herida en su parpado. Dicha situación le costó a Saldivia un punto de descuento por parte del árbitro.
En el octavo asalto, el Tigre volvió a buscar a Villalba y, al querer conectar un golpe, volvió a cortar al bonaerense con su cabeza. Bebo recibió ayuda médica y el árbitro tomó la resolución de finalizar la pelea con la descalificación de Saldivia, logrando así la coronación del bonaerense.
Así las cosas, en una verdadera batalla, el oriundo de William Morris, con su temperamento y voracidad, se llevó el triunfo más importante de su carrera reteniendo el titulo Latino OMB y apropiándose de la corona argentina de la categoría Superwelter.
Sin dudas, ante este éxito, a nuestro afincado en Hurlingham (en lo inmediato) se le abrirán interesantes propuestas pugilísticas que le permitirán poder soñar a lo grande.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *