El Bebo Villalba perdió su título internacional

Bebo Villalba y Sena

 

El ex campeón latino welter correntino Ramón “El Correntino” Sena se impuso sobre el bonaerense Ricardo “Bebo” Villalba, por nocaut técnico en el décimo asalto, y así lo destronó de su título latino welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en una verdadera batalla que fue el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Centro Deportivo Municipal (Ce.De.M.) Nº 1 de Caseros, provincia de Buenos Aires, Argentina.

En un enfrentamiento cerrado y equilibrado, pero sumamente intenso y cambiante, Sena, ex monarca latino welter interino del Consejo Mundial de Boxeo (WBC), actual N° 4 del ranking argentino welter, debió exigirse al máximo para doblegar a un valiente Villalba, actual N° 15 del ranking mundial welter OMB y Nº 3 del escalafón argentino welter, y que realizaba la primera exposición de su corona, pero que no le encontró la vuelta. Luego de cederle la iniciativa y trabajar de contragolpe caminando lateralmente, la mayor precisión de Sena sumado a una estrategia clara terminaron siendo fundamentales. Es que en el inicio, todo era de un “Bebo” que presionaba con sus derechas cruzadas y ascendentes al rostro y sus ganchos al cuerpo, tomando siempre la iniciativa y llevándoselo contra las cuerdas. Pero a partir de la segunda mitad, las réplicas del “Correntino” comenzaron a ser no solo más precisas sino más contundentes. Cada vez que el campeón avanzaba, por momento excesivamente erguido y con su guardia baja, Sena lo frenaba con su boleado zurdo y su cross diestro pleno al mentón. Poco a poco, le fue tomando los tiempos y las distancias. Y además, le añadió sus ganchos a las costillas que iban mermando su accionar. Sin embargo, Villalba se las ingeniaba para impactar sus derechas a la zona alta, aunque sin doblegarlo, poniendo el trámite cerrado. Sin embargo, con inteligencia, el retador seguía leyendo mejor las acciones. El bonaerense avanzaba sin demasiadas ideas, y no concretaba. Enfrente, el correntino más inteligente, tenía bien claro lo que debía hacer: dejarlo venir y contragolpear con mayor precisión. Con el duelo planteado, por momentos se cruzaban en feroces intercambios que hacían vibrar a los muchos fanáticos de ambos púgiles, que se acercaron para acompañar a cada uno. Sin embargo, la pelea parecía estar inclinándose a favor de un retador que, a su vez, llegaba más entero al final. Y en el décimo, luego de que Sena recibiera un punto de descuento por parte del árbitro Rodolfo Stella por no escuchar la señal de break y continuar golpeando, llegarían las mayores emociones. “El Correntino” se lo llevó contra las cuerdas y tras combinar dos cross diestros con uno zurdo a la mandíbula, ayudado por un campeón algo mal parado, lo envió al suelo. Y tras ello, sin darle respiro, se lo llevó por delante y tras impactar su gancho zurdo al cuerpo descargó a placer sus contundentes derechas e izquierdas cruzadas a la mandíbula, que terminó con “Bebo” una vez más en la lona. Por más que reincorporó, no estaba en condiciones, por lo que Stella señaló correctamente el fuera de combate, que desató el festejo de la multitud que colmó el escenario.

Tomando la iniciativa desde la primera campana, Villalba acortó las distancias y presionó con su jab zurdo y su cross diestro al rostro de un Sena caminando lateralmente, que buscaba de contragolpe. Con el bonaerense avanzando en el segundo, el correntino lo frenó con un gancho diestro a las costillas. Pero sin acusar recibo, el “Bebo” lo llevó contra las cuerdas donde abrió su guardia con su jab zurdo para luego filtrar su cross diestro a la mandíbula, y su uppercut diestro al mentón. Sin embargo, justo antes del descanso, “El Correntino” lo encontró con su guardia baja e impactó una resonante derecha cruzada plena a la mejilla, que lo hizo dar un paso atrás.

Con uno buscando avanzar y el otro esperando contragolpear en el tercero, el campeón conectó su gancho diestro a las costillas de un retador replegado contra las cuerdas, que respondió velozmente con un boleado zurdo a la sien, seguido de un cross diestro al mentón. Más decidido en el cuarto, Villalba lo recibió con un cross diestro a la mejilla, para luego descargar su gancho zurdo a las costillas y su ascendente diestro al mentón. Pero luego de que el bonaerense repitiera su derecha ascendente y cruzada a la mandíbula, el correntino lo frenó de contra al combinar su boleado zurdo y su cross diestro al mentón.

Con ambos intercambiando con fiereza al comenzar el quinto, la potencia de Villalba, con sus cross diestros al mentón, fue respondida por la mayor justeza de Sena, con sus boleados zurdos a la sien y cross diestros a la mejilla. Y con el bonaerense avanzando, el correntino volvió a aprovechar su guardia baja para impactar dos certeras izquierdas cruzadas al mentón, que lo hicieron retroceder. El campeón continuó presionando en el sexto, con su derecha cruzada a la mejilla, pero el retador, pasando velozmente de defensa a ataque, respondía con su ráfagas en forma de boleado y cross arriba, y gancho a las costillas. Segundos después, luego de dejarlo acercarse, “El Correntino” descargó un contundente uppercut diestro al mentón, con que volvió a detener su avance.

Con el mismo trámite en el séptimo, Villalba impactó su derecha cruzada a la mejilla y en gancho a las costillas, pero sin doblegarlo, además de erguido y descubierto, por lo que Sena con oficio respondió con su ascendente y cruzado diestro al mentón, y su izquierda cruzada a la sien y curva al cuerpo. El correntino parecía llevar mejor los tiempos. Con ambos buscando en el octavo, el bonaerense lanzó en mayor cantidad a la zona alta, pero no siempre llegando a destino. Y si bien el retador era apostaba a ser más preciso, había mermado su accionar.

Con las acciones equilibradas en el noveno, y ambos acusando el intenso ritmo del combate, “El Correntino” volvió a detener los avances rivales con su izquierda recta plena al mentón y cruzada a la mandíbula de un Villalba que avanzaba pero no concretaba. Más preciso, en el décimo, Sena repitió esa izquierda en jab y recta al mentón. Pero cuando era el bonaerense quien lo amarraba, y el correntino impactó su izquierda a la mandíbula, el árbitro Rodolfo Stella le descontó un punto al retador, quien no escuchó la señal de break. Sin acusar recibo de lo sucedido, “El Correntino” se lo llevó contra las cuerdas y tras combinar dos cross diestros con uno zurdo a la mandíbula, ayudado por un campeón algo mal parado, terminó con el bonaerense en el suelo. Más allá de los reclamos, lo peor estaría por venir. Porque sin darle respiro, Sena salió a llevárselo por delante y tras impactar su gancho zurdo al cuerpo descargó a placer sus contundentes derechas e izquierdas cruzadas a la mandíbula, que terminó con “Bebo” una vez más en la lona. Y por más que se puso de pie, no estaba en condiciones; flameaba sobre el ring. Por eso, Stella no le dio el pase y decretó correctamente el fuera de un combate emocionante, que se llevó la ovación de la multitud que colmó el escenario.

De esta forma, Sena, que pesó 65,900 kg., actual., N° 4 del ranking argentino welter, que se midiera a rivales de la talla del mendocino Gumersindo Carrasco, el bonaerense Oscar Núñez y cordobés Diego Luque, que se alzara con el cetro latino welter interino WBC que al noquear técnicamente en nueve asaltos al bonaerense Elías Vallejos en duelo revancha el pasado 4 de mayo en Los Polvorines, Buenos Aires, y tras detener en seis giros al brasileño Leandro Mendes Pinto, cayera en su debut internacional el 27 de julio en un ajustado fallo unánime ante el colombiano Ignacio Mendoza por el cinturón latino superligero Federación Internacional de Boxeo (FIB) en Cuxhaven, Alemania, pero que se recuperara al dar cuenta en tres capítulos del tucumano Héctor Santana el 14 de septiembre en Caseros, y que tras ceder su faja a manos del catamarqueño Miguel Barrionuevo en fallo unánime el 5 de octubre en San Fernando del Valle de Catamarca, dio cuenta el 15 de noviembre del misionero Juan Carlos Pedrozo por nocaut en el cuarto en su Mercedes natal, para luego desquitarse de Barrionuevo en fallo unánime el 28 de diciembre en Merlo, Buenos Aires, pero que venía de caer el 1 de febrero frente al invicto ruso Konstantin Ponomarev en decisión unánime en Chelyabinsk, Rusia, y luego el 14 de marzo en un ajustado fallo dividido ante el rionegrino Gabriel Puñalef Calfín por el cinto latino superligero WBC en Tapiales, Buenos Aires, regresa a la senda exitosa y conquista su segundo cinturón. Así, aumenta su marca a 17 victorias (9 KOs), 11 derrotas y 2 empates. En tanto Villalba, que registró 66,450 kg., N° 15 del ranking mundial welter OMB y Nº 3 del escalafón argentino welter, quien tras dejar en el camino entre otros al platense Juan Pablo Lucero y el cordobés Luis Garay, superó en diez asaltos al porteño Sergio Sanders el 30 de junio de 2012 en Caseros, en su primera oportunidad como estelar, previo a un prolongado descanso fuera de la actividad hasta que un año más tarde, el pasado 5 de julio doblegó en fallo mayoritario al chaqueño Cristian Romero en Florencio Varela, Buenos Aires, quien en la revancha, el 7 de septiembre, le quitara su invicto en una ajustada decisión mayoritaria en el estadio Luna Park de Buenos Aires, no logró retener por primera ocasión el cetro que conquistó el 30 de noviembre al detener tras una batalla al cordobés César Vélez por nocaut técnico en el octavo asalto en Los Polvorines, Buenos Aires, y desmejora a 12 triunfos (6 KOs), 2 reveses, 1 igualdad y 1 sin decisión.

 

Extraído de http://www.notifight.com. Nota de Nicolás Samuilov, [email protected], en Ringside

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *