Diez jueces en cuatro instancias condenan a Grassi tras 11 años de proceso

Grassi-instancias-judiciales

La decisión de enviar al sacerdote Julio César Grassi a la cárcel a cumplir una pena de 15 años por abuso sexual y corrupción de menores, es el fin de un proceso judicial que se inició en octubre de 2002 y en el que intervinieron diez jueces de cuatro instancias distintas de la provincia de Buenos Aires.

La causa se inició el 23 de octubre de 2002 con la emisión del programa de «Telenoche Investiga», denominado +Con los chicos no+, donde tres jóvenes con sus rostros cubiertos denuncian haber sido abusados por el padre Julio Grassi en la Fundación Felices los Niños que él dirigía.

El 10 de noviembre de ese año, tras haber negado las acusaciones y acusado de extorsión a sus víctimas, el primer juez Alfredo Meade se aparta de la investigación por «violencia moral» al igual que el fiscal Adrián Flores.

El 21 de noviembre, Grassi es procesado por abuso sexual agravado y ordenan la «libertad morigerada» con la prohibición de acercarse a la Fundación, que en ese momento era un lugar de alojamiento, por orden judicial, de todos los chicos en situación de calle con conflictos con la Justicia.

El 2 de enero del 2003, «Ezequiel» otro de los chicos denunciantes en el programa de televisión, se presentó ante la Justicia para retractarse de su acusación, que luego se supo que lo hizo presionado por su familia y los abogados del cura.

El 20 de mayo de ese año, el abogado de Grassi, Miguel Pierri, queda detenido por presionar a Ezequiel para que se retracte.

El 18 de octubre de 2003 elevan la causa a juicio oral, luego de que varios testigos denunciaran haber sido amenazados, entre ellos el psiquiatra Enrique Stola, que atendió a «Gabriel».

El 23 de agosto de 2005, tras haber intentado promover un juicio por jurados sin éxito, el sacerdote accede a efectuarse una pericia psicológica ante un juzgado de la provincia de Santa Cruz, ya que allí otros de los niños, con seudónimo «Luis», lo acusa de abuso durante un viaje a El Calafate.

Esa pericia, la única que hizo Grassi en todo el proceso, da como resultado que el sacerdote tenía «indicadores similares del perfil psicológico de un delincuente sexual».

El 10 de diciembre de ese año el Tribunal Oral 4 de Morón fija para febrero de 2006 la audiencia previa de juicio oral, pero la fiscalía recusa al tribunal por haber adelantado su opinión en el caso, por lo que se designa un nuevo tribunal en la causa: el Oral 1 de Morón.

El 1 de julio de 2008, el juez Carlos Navarte de Santa Cruz procesa a Grassi por abuso sexual por la causa abierta tras el incidente en El Calafate, que se realiza en paralelo a la causa madre de Morón, mientras que el 19 de agosto de ese año comienza el juicio oral.

El proceso, en el que desfilan cientos de testigos, finaliza el 10 de junio de 2009, donde el Tribunal condena al cura a 15 años de cárcel por tres hechos, denunciados por «Gabriel», y lo absuelve por los otros 14 hechos contra «Ezequiel» y «Luis», aunque el cura sigue bajo el régimen de libertad morigerada hasta que la sentencia quede firme.

El 14 de setiembre del 2010 la Cámara de Casación Penal bonaerense rechaza todos las apelaciones a la sentencia presentadas por la defensa, pero el Tribunal resuelve que Grassi siga en libertad.

El 26 de junio de 2011, la misma Cámara ratifica la libertad del cura, mientras que en marzo del año pasado el Tribunal de Morón dispone la detención domiciliaria, solicitada por la fiscalía, tras un supuesto encuentro que Grassi habría tenido con el abogado Fernando Burlando en la Fundación Felices Los Niños, a la cual tenía prohibido ingresar.

El 1 de junio, la Sala II de la Cámara en lo Penal de Apelaciones de Morón revoca la prisión domiciliaria y el 22 de abril de 2013 el Tribunal de Morón ordena su detención por violentar los requisitos de la libertad morigerada, pero continúa en libertad pues aún no está firme la sentencia.

El miércoles pasado, la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires confirma la condena a 15 años de prisión por abuso sexual agravado y corrupción de menores, y Casación bonaerense da vía libre a la detención cuando rechaza planteos de la defensa por una aparición en TV del sacerdote refiriéndose a su víctima

El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Morón decidió hoy revocar la libertad morigerada y ordena la inmediata detención de Grassi en el establecimiento carcelario 39 de Ituzaingó.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *