Julio Aro, Fundación No Me Olvides: «Acá estamos, no los olvidamos»

No me Olvides. Aro en el cementerio de darwing

 

Por LEANDRO ROJAS.

En julio, la Cruz Roja Internacional llegará a las Malvinas con la misión de identificar 123 tumbas de soldados que fueron inhumados sin conocerse su identidad. Están en el Cementerio de Darwin, con una placa que dice «Soldado Argentino, solo conocido por Dios». Julio Aro, combatiente en las islas es presidente de la fundación No Me Olvides, una entidad que llevó adelante la iniciativa de este proceso que se inició en el 2008. Julio Aro cuenta a El Ciudadano los detalles, y la fundamental ayuda de tres ingleses para lograrlo.

 

-Finalmente comenzará el proceso de reconocimiento de la identidad de los soldados que están en el cementerio de Darwin. ¿Cuáles son tus sensaciones después de tanto tiempo de trabajo para que esto se haga?

-Tengo diferentes tipos de sensaciones que son muy difícil de explicar que no puedo encontrar la manera de trasmitir la sensación de lo que estamos viviendo.

La importancia de tener un sueño, compartirlos con amigos y luchar todos por ese sueño es maravilloso, cuando tenemos objetivos claros y nobles, lo maravilloso e indescriptible que es mirarlos a la cara los padres, madres, hermanos, esposas y decirles de corazón ‘¡gracias por confiar en nosotros! por abrirnos las puertas de su casa y de su corazón y por darnos tanto amor’.

Desde lo personal empezar a sentir en mi alma esa sensación de paz. Hablar de ellos y con ellos diciendo acá estamos no los olvidamos, todos tienen derecho a saber, quien es el ser que está debajo de esa placa tan fría que dice «soldado argentino solo conocido por dios».

-Por sentido común nadie puede estar en contra de la identificación de los cuerpos, sin embargo hubo muchas más trabas de las imaginadas, incluso grupos de ex combatientes, ¿Por qué crees que ocurrió esto?

-Vivimos muchas trabas, eso nos dio más fuerza porque las familias lo querían y por eso es que no bajamos jamás los brazos. Nos han puesto piedras en el camino, la saltamos, las esquivamos… los padres son nuestro principal combustible de energía y buscamos en todo momento respetar su decisión para que puedan lograr cerrar su duelo y lograr la paz que tanto necesitan.

Es difícil entender algunas cosas. Pero está claro que lo único que no se puede modificar y hay que respetar es la decisión de las familias. Es muy fácil opinar sin saber, la opinión que vale es la de esas familias, esos seres especiales, que dieron a la Patria nada más ni nada menos que un hijo.

-Te pido una breve síntesis del camino transcurrido para que la tarea del reconocimiento sea una realidad. ¿Por dónde empezaron?, ¿quiénes estaban con el mismo objetivo?, ¿cuáles fueron los primeros respaldos?, ¿Podés dar nombres concretos?

-Cuando armamos el proyecto de Identidad compartida, pusimos a una madre de un soldado argentino y de un soldado inglés y preguntamos a las dos quien ganó la guerra, para ambas madres nadie gano la guerra, las dos perdieron lo más importante que tienen en su vida, un hijo. En base a este proyecto y al viaje personal a las Islas donde fui a buscar al Julio que quedó el ’82, un coronel, Tony Davies, nos invitó a Londres para ver de qué manera trabajan con sus veteranos y sus familiares, también en ese viaje el Capitán británico Geoffrey Cardozo nos entregó después de varios días de charlas un documento único, ese documento fue fundamental para armar el proyecto de los ADN. La ex directora de la revista Gente (Gabriela Cociffi) se puso a la par de la Fundación y del proyecto y también en diferentes oportunidades fue rebotado por algunos políticos, hasta que se le ocurre mandarle un mail a Roger Waters para que le entregara una carta a la presidenta de la Nación, sabiendo que este increíble músico y persona tiene a su papá y a su abuelo desaparecido en acción en la segunda guerra mundial.

En la reunión que mantiene Waters y la ex presidenta Cristina Kirchner, anuncia que le había pedido por los soldados argentinos e ingleses enterrados en el cementerio, a partir de ahí nos llaman del Ministerio de Justicia y nos comunican que si era cierto y juntábamos por lo menos seis firmas de los padres pidiendo formalmente la identificación a la presidenta, ella lo anunciaría.

Fue así que salimos por diferentes partes del país y en 4 días juntamos 15 firmas de los padres, cuando lo entregamos al Ministerio de Justicia, fue muy grato escuchar el discurso del 2 de abril, donde la Presidenta informa que había enviado una carta a la Cruz Roja Internacional realizando el pedido de la identificación de los soldados argentinos que están enterrados en el cementerio de Darwin.

Para juntar esas firmas convocan también a los miembros de la Comisión Nacional de Veteranos, que con todo el apoyo y los datos no pudieron recolectar las firmas necesarias. Pasaron los meses y nos vuelven a llamar, y nosotros tres Gabriela (Cociffi), José María Raschia y yo recorrimos el país buscando las direcciones de las familias, cuando los encontrábamos le explicábamos que si estaban de acuerdo de firmarle una carta a la presidencia para pedir por la identificación de su hijo, así recogimos más de 110 firmas de las familias directas.

Luego se conformó un grupo con el Equipo Argentino de Antropología Forense, funcionarios del Ministerio de justicia, Desarrollo Social, la Escribanía de la Nación y la Cruz Roja Internacional para regresar a todos esos lugares para poder, en principio, oficializar los pedidos y explicar cómo sería el trabajo y en caso de aceptar, en el mismo momento se sacaba las muestras de sangre del familiar, podemos decir con mucho orgullo que hoy tenemos 88 muestras sanguíneas de titulares y un total de 169 muestras entre padres y familiares allegados para tal fin.

Hoy estamos celebrando todo ese maravilloso y artesanal trabajo para poder, por fin, devolverles la identidad y en definitiva los padres, (los que aún viven por que la mayoría es de edad muy avanzada) cerrar su duelo. , es increíble lo que nos trasmiten, lamentablemente algunos padres no podrán ver este sueño porque perdieron su vida, hay que tener presente que la mayoría son personas con una edad avanzada.

 

MAIL DE WATERS

Julio Aro reveló que Roger Waters (foto) le envió un mail a Gabriela Coccifi, periodista muy comprometida con la causa de la identidad de los caídos en Malvinas.  «Estoy orgulloso de vos, lo lograron, felicitaciones», escribió el ex integrante de la célebre banda Pink Floyd. «No debería sorprendernos porque siempre estuvo involucrado con el proyecto, pero realmente nos conmueve su grado de compromiso», dijo Aro y comentó, Roger Waters pregunta siempre como está el tema de las «madres de Malvinas», así les dice. La sensibilidad de Waters por los combatientes muertos y su espíritu antibelicista, está vinculado a pasado familiar. Su padre, Eric Fletcher Waters, murió en combate contra tropas nazis en Italia en 1944, y su abuelo, George Henry Waters, fue abatido en territorio francés en 1916, durante la Primera Guerra Mundial.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *