La fábrica Rousselot posterga soluciones al tema de los malos olores

NOTA 5- Malos olores Rousselot Tesei (2)
La reunión prevista para mañana entre autoridades de la Fábrica Rousselot y un grupo de vecinos de Hurlingham se postergó por pedido de la empresa.

La fábrica de gelatinas Rousselot Argentina, sigue generando malos olores y perjudicando a una parte de la zona céntrica de Villa Tesei. La empresa había asumido el compromiso de llevar adelante algunas acciones para mejorar la calidad de vida de los vecinos. Para mañana estaba prevista una reunión entre representantes de la fábrica y vecinos de la zona, para hablar de estos compromisos, pero a último momento ese encuentro se postergó.

Esta semana se supo que uno de los responsables de la empresa Rousselot, que debía estar en la reunión, está afuera del país, y que recién estará arribando a Buenos Aires, el viernes 13 de noviembre. Es por eso que la empresa decidió postergar la reunión que ellos mismos habían convocado. En paralelo con la reunión, los vecinos tenían previsto hacer una concentración en la puerta de la fábrica, Ahora todo se suspende generando más fastidio en los vecinos que, en su mayoría, se sienten burlados por la fábrica de gelatinas, ya que los compromisos asumidos en una carta pública están en veremos y los plazos que la misma multinacional se había fijado para resolver el tema de los malos olores que emana la fábrica, ya están vencidos.

Vale recordar que con fecha 20 de agosto, la fábrica de gelatinas Rousselot Argentina SA, difundió una carta abierta a los vecinos de Villa Tesei, dando a conocer un plan de obra para “el mejoramiento del desempeño de la planta”, con lo que algunos vecinos se esperanzaron en que eso implique terminar con los olores nauseabundos que genera el procesamiento de cueros que se hace en la fábrica.

La empresa Rousselot se había comprometido a una serie de acciones con plazos concretos. Por ejemplo se comprometió a adaptar el equipamiento y los procesos “para realizar las operaciones de descarga de la materia prima dentro de un predio totalmente cerrado”. La implementación de esta mejora estaba prevista para el 1° de octubre de 2015.

Para el 1° de noviembre también estaba previsto el “cerramiento del área de la planta de desgrase” y la “Instalación de un equipo de tratamiento para los vapores provenientes de la cocción” de los cueros.

Esa nota llevaba la firma de Daniel Ponte, gerente de planta y Thierry Morael, gerente general de la firma Rousselot Argentina.

Al día de hoy los malos olores se mantienen y algunos días, se intensifica, convirtiendo el barrio en una zona irrespirable.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *