La pandemia aplacó las tensiones entre los intendentes y Axel Kicillof

El gobernador Kicillof reunió a los intendentes de la primera sección electoral, el tema dominante fue las acciones contra la pandemia. También se trató la coparticipación. No hubo tantos reclamos como se suponía antes de la irrupción del coronavirus.

El gobernador Axel Kicillof recibió el pasado viernes 13, a los intendentes de la primera sección electoral que integran el Frente de Todos, a quienes invitó a almorzar en la sede de la Casa de Gobierno en La Plata.

Los temas abordados apuntaron a dos cuestiones funda-mentales, la economía –momento en que se habló de la Coparticipación Federal y su consecuencia en la Coparticipación provincial–, y los efectos del coronavirus, pandemia por la que pidió que se cumpla en los municipios con todos los protocolos requeridos por el Ministerio de Salud nacional.

La emergencia sanitaria modificó el escenario de tensión que muchos observadores políticos preveían antes que el coronavirus acaparara la atención de la Argentina y el mundo.

Es que desde que asumió la gobernación, fueron muchas las noticias (sobre todo las publicadas por los medios hegemónicos) que daban cuenta de las rispideces existentes con los alcaldes peronistas del conurbano: «Crece la tensión entre Kicillof y los intendentes por el manejo de fondos» decía La Nación en enero; «Kicillof desconfía de los intendentes y le sobran motivos para hacerlo» aseguraba Perfil en el mismo mes; «Otro frente para Axel Kicillof: los intendentes peronistas no le contestan el WhatsApp» publicaba Clarín en febrero. Medios más cercanos al día a día de la agenda de gobernación, como el sitio Infocielo de La Plata, publicaba a fines de enero: «Los intendentes del Conurbano plantaron a Kicillof en el lanzamiento del programa para arreglar es-cuelas». Otro portal, A24, especializado en temas bonaerenses, se animó a puntualizar quienes son los intendentes que recelan a Kicillof.

Pero esa tensión, amplificada por esos medios y algún otro, comenzó a mermar y fue el propio Kicillof el que empezó a dar algunas señales en una entrevista que le hizo Jorge Fontevecchia para Perfil: «Los intendentes peronistas de Buenos Aires tuvieron un papel clave para que la Provincia no se desplomara durante los cuatro años de ausencia de gobierno provincial, que además discriminó a muchísimos de ellos».

A fines de febrero, el mandatario bonaerense había recibido a los alcaldes de la tercera sección electoral (que conforman los poderosos distritos del sur del conurbano incluido La Matanza), la cuestión económica fue la dominante, con reclamos vinculados a las áreas de salud y educación y también hubo tiempo para pedir precisiones sobre qué se va a hacer en materia de seguridad y específicamente que pasará con la Policía Local.

El clima fue otro en la reunión con los jefes comunales de la Primera, entre los que estuvieron Juan Zabaleta, Lucas Ghi de Morón y Alberto Descalzo de Ituzaingó. El clima fue otro porque, claro está, el mundo también es otro.

El coronavirus fue el protagonista. No hubo como en el almuerzo anterior una lista de quejas describiendo los males eco-nómicos de cada municipio.  Esta vez la agenda quedó atravesada por la pandemia y en la implementación de la emergen-cia sanitaria, auque también hubo tiempo de charlar sobre seguridad, aprovechando la presencia del ministro del área, Sergio Berni.

El gobernador lejos de «utilizar» al coronavirus como una causa que afecte aún más la economía dijo que «entre abril y mayo» podría empezar a «notarse» una «reactivación» de la Provincia y se permitió estar expectante sobre la negociación de la deuda. «Los bonistas extranjeros van a comprender la gravedad de lo argentino sabiendo que sus otras inversiones también están en riesgo, hay que ver, en el saldo hay que ver cómo pega», dijo y lo repitió también frente a las cámaras de C5N.

 

Del encuentro con el gobernador Axel Kicillof participaron los intendentes Juan Zabaleta, de Hurlingham; Santiago Maggiotti, de Navarro; Gustavo Menéndez, de Merlo; Mariel Fernández, de Moreno; Mauro García, de General Rodríguez; Juan Ustarroz, de Mercedes; Federico Achával, de Pilar; Mario Ishii, de José C. Paz; Ricardo Curutchet, de Marcos Paz; Leonardo Botto, de Luján; Lucas Ghi, de Morón; Julio Zamora, de Tigre; Leonardo Nardini, de Malvinas Argentinas; Fernando Moreira, de San Martín; Alberto Descalzo, de Ituzaingó; Javier Osuna, de General Las Heras, y Ariel Sujarchuk, de Escobar. Junto al gobernador estuvieron Sergio Berni, ministro de Seguridad; Daniel Gollán, de Salud; Carlos Bianco, jefe de Gabinete; Federico Thea, secretario general de la Gobernación; Agustín Simone, titular de Infraestructura, y Pablo López, de Hacienda, además de Carlos «Cuto» Moreno, vicepresidente de la Cámara de Diputados provincial.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *