Nakazato dijo que se gastó el dinero en bingos

nakazato3Tras ser detenido ayer por fugarse con 80 mil pesos destinados  para la compra de trofeos de una liga infantil, aseguró a la Policía que se gastó el dinero en bingos de Capital Federal y el norte del Gran Buenos Aires, tras lo cual permaneció oculto en pensiones y PH de la Ciudad.

La mujer de Oscar Nakazato, Mónica Acosta, fue quien programó un encuentro en un bar del barrio porteño de Retiro, donde agentes policiales lo apresaron por el delito de «estafa».

Fuentes del caso revelaron que el hombre, de 55 años, con antecedentes de ludopatía, contó que se jugó el dinero en distintos bingos de Capital Federal, Pilar y zona norte del Gran Buenos Aires aunque se negó a declarar frente a la fiscal de Morón, Cecilia Corpfield, y seguirá preso por estafa.

Al ser detenido, Nakazato argumentó que durante su ausencia se ocultó en diferentes PH y pensiones de la ciudad de Buenos Aires.

El 6 de diciembre, Nakazato salió de su casa con cerca de 80.000 pesos que le habían confiado la liga de fútbol infantil de Hurlingham, recaudados para comprar trofeos cuando finalizara el campeonato de fines de 2013, pero desapareció misteriosamente y se radicó una denuncia por «averiguación de paradero».

Por su parte, Jésica Rossi, hijastra de Nakazato, relató en declaraciones radiales  que «es todo muy confuso, muy raro, todavía no caemos en todo esto que está pasando”.

La joven confirmó durante la entrevista por Radio 10 que fue su madre la que «lo trató de convencer que se vieran así podía entregarlo a la Policía, que es lo que corresponde».

Además, señaló que no habían notado ningún cambio de comportamiento antes de su desaparición, aunque admitió que «estaba fumando mucho».

Nakazato, que según las fuentes se había comunicado con su mujer en otras ocasiones a través de Internet, fue sorprendido ayer por efectivos policiales en la estación del ferrocarril Mitre, en Retiro, a punto de marcharse a Rosario.

En la investigación y detención Intervino personal de la comisaría segunda de Hurlingham y la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 5, a cargo de María Cecilia Corfield, del Departamento Judicial de Morón, hasta donde fue trasladado esta mañana el imputado tras pasar la noche en una comisaría.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *