Osmar Nuñez: “Amo Hurlingham, allí pasé mis días más felices”

Osmar Núñez quiso ser actor desde que tiene memoria y a los 16 años comenzó a estudiar en el Teatro Municipal de Morón. En ese entonces era vecino de Hurlingham, donde transcurrió gran parte de su adolescencia. Su padre y su madre siempre lo acompañaron en su vocación.

Osmar tiene una extensa y multipremiada trayectoria en televisión, en cine y en teatro, en este caso tanto como actor como director.

Entrevistado en el programa “Mundo Hurlinguero”de Radio UNAHUR, Núñez reiteró su amor incondicional por el teatro: “porque primero esta cosa de que todos los días es una vida que empieza y que termina, es una partitura que si bien repetís tiene sus variaciones, me atrae mucho, el teatro es el arte de la repetición y a mí me encanta la repetición para que no sea igual siempre, todos los días hay que hacerla como si fuera la primera vez. Así que me atrae el contacto con el público”

Osmar se formó desde muy chico en el Teatro Municipal Gregorio de Laferrere de Morón, “gran teatro, llevado adelante por una muy buena gestión, con gente maravillosa como Daniel Zabala”.

Eran los tiempos en los que Osmar Nuñez vivía en Hurlingham: “es una ciudad muy hermosa donde pasé  toda mi adolescencia y conocí gente maravillosa que pasaron a ser como parte de mi familia, mejor dicho: no es que pasaron a ser como… son mi familia, son mis amigos… yo la navidad la paso generalmente en Hurlingham, he vivido muchos años, he dado clases de actuación, los días más felices fueron para mí en Hurlingham”.

En la actualidad Osmar Núñez, además de dirigir desde el año pasado “Stefano” un clásico de la dramaturgia nacional de Armándo Discépolo, está haciendo “Después del ensayo” en el teatro Picadero en CABA. Habrá funciones mañana domingo 26 y el domingo 3 de diciembre a las 16 horas, después ya tienen programada 4 funciones en Mar del Plata en la sala Payró del teatro Auditorium, para luego continuar en la temporada de verano en Buenos Aires.

“Después del ensayo” bajo la dirección de Daniel Fanego se basa en un telefilme que Ingmar Bergman.Es un material riquísimo porque es una especie de tesis de su vida” cuenta Nuñez y agrega:  “hay cosas que son increíbles en la vida, en el trabajo, yo cuando era pibe y veía las películas de Bergman -que me sigue pareciendo el mejor director de cine de la historia- decía:  ‘que lastima que soy actor, nunca voy a poder trabajar con este tipo, nunca me va a llamar’, y seguí investigando a Bergman, viendo sus películas, disfrutándolas y que con el tiempo hice ‘Bergman & Liv’ (Osmar interpretando a Bergman e Ingrid Pelicori a Liv Ullman, dirigida por Leonor Manso) en una obra que es como epistolar, porque en realidad no existieron esas cartas, o por lo menos estas no fueron cartas, sino palabras de Liv Ullmann y de Ingmar Bergman que el autor lo hizo de forma epistolar, y ahora aparece esta otra que es Bergman después del ensayo, que esta sí es de Ingmar Bergman, la otra obra eran palabras de él y de Liv Ullmann pero con un autor nacional. Así que bueno, para mí fue como cumplir un sueño hacer a este ‘después del ensayo’ con Silvina Sabater y Vanesa González, dirigido por Daniel Fanego

VER «Después del ensayo», Osmar Núñez en la piel de Ingmar Bergman

https://www.hurlinghamaldia.com/despues-del-ensayo-osmar-nunez-en-la-piel-de-ingmar-bergman/?swcfpc=1

Para Osmar, “después del ensayo”, no es exactamente una autobiografía de Bergman. “no es que él dijo esta es mi autobiografía, de cualquier manera todas sus obras o todas sus películas siempre están hablando de su propia historia, de sus fantasmas, de una infancia difícil, de unos padres bastantes particulares, de su familia compleja… conociendo su obra, en todo el material que hemos visto de Bergman en cine, más esta obra de teatro -que en realidad fue un telefilm- hay mucho de él ahí, de su enamoramiento con casi todas sus actrices, de su personalidad conflictiva como director, como persona, un genio pero también un hombre bastante complicado”

En referencia a esta descripción de Ingmar Bergman, se le consultó a Osmar Núñez si como director de teatro le pasa de vivir, revivir su propia historia, si aparecen sus sueños, sus miedos. “Sí, siempre –afirmó Osmar- como actor ni te cuento, y como director también. Porque yo estoy dirigiendo y digo… ‘mi viejo una vez me contó’ mi padre, mi amigo, mi pareja,  aparece sobre todo el pasado porque uno investiga o bucea mucho en el pasado de uno también, inconsciente o conscientemente, sos tu propio instrumento, tu propia historia, el actor, el director trabaja con su propio imaginario porque tiene que ver con la historia, con su propia historia, entonces si, por supuesto está, siempre está, siempre, siempre. Hay obras que mi viejo aparece muchísimo, sobre todo mi viejo porque bueno, sobre todo a esta edad que lo tengo presente a mi padre en  una edad madura, o sea la edad que yo tengo ahora, y aparece… mi viejo ha sido una gran fuente de inspiración además porque era una gran cantante, cantaba recitales, poemas, y no era actor, y no era cantante pero era todo eso también, entonces también ha tenido que ver, y más la propia historia  de cada uno, de los amores, los éxitos, los fracasos, etc, etc. Así que si, aparece y aparece y mucho”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here