Slokar: “No se puede criminalizar solo al ladrón de garrafas»

Alejandro Slokar, Juez de Casación Penal

El juez de Casación Penal –y vecino de Hurligham- Alejandro Slokar habló del rol de la justicia penal, a la cantidad de miembros que debería tener la Corte Suprema de Justicia y también de refirió a la Reforma del Código Procesal Penal.

En una entrevista realizada en Radio del Plata por los periodistas Gustavo Silvestre y César Mascetti, el Juez de Casación Penal Alejandro Slokar habló sobre diversos temas judiciales que adquirieron relieve en las últimas semanas, pero comenzó respondiendo sobre los cuestionamientos que se hace a la justicia.

Dijo Slokar: “Creo que en algunos casos son en buena parte merecidos, porque lo que rebela a un ciudadano es estar frente a un monstruo que tiene plazos eternos, con un argot indescifrable respecto a cómo se pronuncia, cómo expresan los fundamentos en sentencias, y que por otra parte también -de algún modo- se maneja con un doble estándar, porque sabemos muy bien que están aquellos que no tienen dinero para soportar grandes estudios, ni padrinos, ni editorialistas y lamentablemente son los que sufren la inestabilidad del Poder Judicial sobre todo en materia penal. Porque es cierto que el acceso a la justicia de los sectores más desfavorecidos se produce y se profundiza a través del fuero penal, en donde yo me desempeño, y creo que necesariamente esa es una nota que hay que revertir porque hace a la crisis de legitimidad que sufre la justicia. No se puede criminalizar solo al ladrón de garrafas”.

Luego, se explayó sobre el número de integrantes que debería tener la Corte Suprema de Justicia. Tema que está en debate tras la muerte del juez Enrique Petracchi y luego de la anunciada renuncia del juez Raúl Zaffaroni, -que se concretará en enero de 2015-.

Al respecto Slokar comentó que “si uno repasa la conformación desde el año 60 hasta la actualidad, vemos que la Corte siempre ha sufrido modificaciones en su número de integrantes. Desde el punto de vista técnico, a mí me parece que el número que debería reunir la Corte debería ser un poquito más amplio. ¿Por qué?. Digo esto porque en el año 2003, cuando se emprende la tarea inmensa de renovar la Corte y de prestigiarla con juristas de gran reconocimiento y trayectoria, la Corte tenía nueve por número porque era la Corte que había sido ampliada en la década de los 90. Ese número de nueve nunca se completó. El entonces presidente Kirchner envió el pliego de cuatro ministros. Lamentablemente fallecieron dos: uno que había sido designado por él, y otro que responde también a la Corte prestigiosa en su origen, del período de Raúl Alfonsín, pero no completó el número de seis, al que podía haber llegado. ¿Porqué? porque hubo exigencias entonces de sectores, de distintos partidos que había instado al dictado del decreto de auto limitación que es el 222, que llevaba a consultas públicas la nominación del candidato. Entonces le advertía al entonces presidente que no nombre seis jueces y así se hizo”.

Slokar resaltó los valores del tribunal actual expresando: “Nadie puede dejar de decir que esta Corte en todos los fallos y los dictados, sin duda marcó una distancia inmensa respecto de todo lo conocido”, y luego subrayó un dato que calificó de “curioso”.

Marcó que desde la recuperación de la Democracia, los poderes ejecutivos enviaron -en promedio- un candidato por año a integrar la Corte, mientras que en estos años “esta administración si se computan los dos períodos, los de la actual presidenta sumados al del presidente Kirchner, apenas impulsó cuatro. Dato a atender”, expresó.

«Es indispensable romper la matriz inquisitorial» del actual Código.

En tanto, respecto a la Reforma Procesal Penal, el juez Slokar señaló que «en líneas generales» coincide con la propuesta presentada por el Poder Ejecutivo, aunque expresó algunos reparos como -por ejemplo- al tema de la expulsión de extranjeros que cometan delitos y la regulación de la prisión preventiva.

“Es indispensable romper la matriz inquisitorial que tiene el Código vigente porque al amparo de ese esquema lo que existe es un poder casi monárquico, verticalizado, secreto, ritualista del proceso que no atiende a la solución del conflicto», expresó Slokar en declaraciones a radio Provincia.

El magistrado dijo que «en líneas generales» coincide con la «valoración positiva de la reforma a nivel federal» propuesta por el oficialismo y añadió que el actual modelo «no es eficaz y es ilegí-timo», ya que «no respeta los lineamientos que fija la Constitución y los instrumentos internacionales de derechos humanos».

No obstante, el juez advirtió que la iniciativa de reforma «no puede ser el final sino el inicio porque deberí-a estar acompañado de otro conjunto de iniciativas», ya que debe «venir acompañado de recursos y de estructura».

En cuanto a la expulsión de extranjeros encontrados in fraganti cometiendo un delito, Slokar dijo que «riñe con la presunción de inocencia que establece la Constitución».

También puso reparos con la regulación de la prisión preventiva -que impulsa la reforma-, y advirtió que «no es buena, apelando a la conmoción social», ya que esa denominación «tiene que sortear una interpretación que deben realizar los jueces» y porque «no va a solucionar el problema actual de hacinamiento en las cárceles».

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *