Una mujer policía denunció que tres delincuentes fueron liberados a cambio de 600 mil pesos

COMISARIA DE TESEI
Declaró como testigo de identidad reservada en la Fiscalía N° 9 de Morón. Dijo que la maniobra habría sido orquestada por el titular de la comisaría segunda de Hurlingham, el jefe de calle y el comisario a cargo de la Jefatura Distrital. Declaró que la obligaron a borrar los nombres de los detenidos de las actas de procedimiento.

Otra vez la Comisaría de Tesei vinculada a un hecho de corrupción, en este caso una mujer policía denunció que tres presuntos piratas del asfalto habrían sido liberados a cambio de 600 mil pesos y que su jefe la obligó a modificar las actas de procedimiento.

La información fue revelada por el portal de noticias Online-911, que informó que el hecho habría ocurrido el 23 de abril pasado en Villa Tesei.

Fuentes judiciales señalaron que en horas de la mañana de ese 23 de abril, fueron apresados doce presuntos miembros de una banda de piratas del asfalto, acusados de haber robado, del puerto de Buenos Aires, un camión con amasadoras de pan marca Philips.
En el operativo intervinieron el jefe de calle de la comisaría segunda de Hurlingham, el titular de la mencionada seccional, y el comisario a cargo de la Jefatura Distrital de la zona.
A raíz de ello, la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) nº 9 de Morón recibió un reporte en el que se los notificaba sobre la detención de ¡nueve personas!, cuando en realidad -según el relato de la testigo clave- habían sido demorados doce sospechosos.
La mujer policía –que declaró como testigo de identidad reservada- señaló que los tres sospechosos cuyos nombres no fueron informados a la fiscalía habrían pagado 600 mil pesos a cambio de su liberación. Como prueba detalló que ella anotó sus nombres en las actas de procedimiento pero que después el jefe de calle de la comisaría segunda le pidió que los borrara con «liquid paper».

La denuncia efectuada por esta oficial es de tal gravedad que la Fiscalía dispuso custodia especial de Gendarmería Nacional tanto para ella como para su familia.

No es la primera vez que la Comisaría de Tesei queda bajo sospechada. Aun se investiga, por ejemplo, el accionar de tres agentes de esa repartición, que sustrajeron elementos de prueba del Mini Copper que conducía Gastón Carlesi, autor del crimen de Nicolás Gómez.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *