Usemos la cabeza, usemos casco

sin-casco

Por Pablo del Valle.

Jefe de Gabinete del Municipio de Hurlingham

En Argentina cada año se incrementan las muertes por accidentes de motos. Una de las principales causas es la falta de cascos de los conductores, a pesar de que la Ley de Nacional de Tránsito 24.449 obliga su uso en el artículo N° 29. Lamentablemente, el Municipio de Hurlingham no escapa del incumplimiento de esta norma, ya que todos los días se pueden ver en nuestras calles una gran cantidad de motociclistas sin cascos, al igual que sus acompañantes.

Según la Asociación Civil Luchemos por la Vida, en el país, los últimos años se vendieron unas 700 mil motos anuales.

Actualmente, hay aproximadamente 5 millones registradas, pero se estima que son más, ya que muchas no lo están. De ese total, solo 100 mil cuentan con el seguro obligatorio, muy pocos motociclistas tienen licencia de conducir y casi ninguno recibió una preparación adecuada.

De acuerdo con los datos que maneja esta entidad, en los accidentes de tránsito el 39 % de los muertos son motociclistas, el 56% de las víctimas son menores de 35 años y los fines de semana se producen el 44% de los accidentes.

Por otra parte, un relevamiento de CESVI comprobó que solo el 56% de los motociclistas en GBA y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires utiliza casco. El riesgo de perder la vida circulando en moto es 17 veces mayor que manejando un auto. Estos números fríos representan a familias que se destruyen a diario por la falta de conciencia y de responsabilidad de quienes se suben a una moto, incumpliendo una de reglas principales: el uso de casco. Este estudio revela que en un accidente, la mayoría de las lesiones que recibe el conductor se produce en la cabeza, debido a que cuando una moto choca, por una cuestión de balance de pesos, es lo que impacta primero contra el piso.

En Hurlingham sabemos que existe este problema, y es una de nuestras mayores preocupaciones. Desde la gestión del intendente Juan Zabaleta estamos trabajando fuertemente para disminuir el número de accidentes, y así, dejar de ser parte de esta estadística alarmante. En estos primeros meses de gobierno, la Dirección de Tránsito levantó 2 mil actas de infracción, de ese total, un 35% fue por falta de casco.

Estamos convencidos de que de a poco podemos transformar nuestro distrito, con concientización y educación a los conductores. Para eso, incorporamos a diez nuevos agentes para hacer cumplir las normas de tránsito. La prioridad es cuidar a la comunidad, es el rol que debemos tener como Estado municipal, con campañas, controles vehiculares y penalización, cuando las leyes no se respetan. Porque lo que está en juego es la vida de todos.

Ya vimos que el uso del casco resulta fundamental para evitar lesiones graves o mortales en motocicletas, debido a que reduce en un 73% la mortalidad, y en caso de accidente, la probabilidad de no sufrir lesiones graves es de 85% con el uso de este dispositivo.

La seguridad vial es cuidarnos entre todos, y eso es lo que hacemos en Hurlingham.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *